Tiana Negra Blog 1

Con una obra de teatro negra basada en Un mort a la cuina, el relato de Núria Cadenes en la antología Elles també maten, Tiana despidió ayer el III Festival de la Novel·la Negra Catalana con gran éxito de público. Durante un inolvidable fin de semana el pequeño municipio del Maresme se erigió en la capital del crimen literario en catalán con diferentes actividades para disfrute de los muchos aficionados al género.

El viernes 23, una interesante charla entre Sebastià Bennasar, director del festival, y el escritor andorrano Albert Villaró, dio el pistoletazo de salida a esta tercera edición. Villaró es autor de las novelas Blau de Prússia (2006), donde presentó al policía andorrano Andreu Boix, L’escala del dolor (2012) y Els ambaixadors, Premio Josep Pla 2014. Esta última novela sitúa la acción en 1949, con una Cataluña independiente desde 1934.

A continuación, se proyectó el documental Pena capital, sobre la última pena de muerte ejecutada en Andorra, ese pequeño país situado en los Pirineos, tan cercano y tan desconocido a la vez. Fue el 18 de octubre de 1943. Pere Areny Baró, asesino confeso de su hermano Anton, por cuestiones de herencia, fue ajusticiado en el cementerio de Santa Coloma después de la escenificada lectura de la sentencia en la concurrida plaza Benlloch, de Andorra la Vella. Ni los pueblos enclavados en entornos idílicos están a salvo de los rencores, la envidia y la codicia, antesala del crimen.

Tras la impactante Pena capital, Josep Torrent, ganador del I Premi Memorial Agustí Vehí Vila de Tiana, presentó La sang és més dolça que la mel, novela ambientada en Figueres y Cadaquès que relata un intento de robo en el Museo Dalí por una banda de albanokosovares. Tras el emotivo recuerdo de la figura del editor de AlRevés, Josep Forment, recientemente desaparecido, llegó el momento de desvelar novela y autor ganadores del II Premi Memorial Agustí Vehí. Este correspondió a Lluís Bosch por Besós Mar, una historia de misterio ambientada los días previos a la celebración del Fòrum de les Cultures de Barcelona. El premio está dotado con 2.000 euros y la novela será publicada por la editorial AlRevés en su colección Crims.cat.

Pedro Navaja Blog

La música también estuvo presente durante esta jornada inaugural del festival. Así, la Societat Coral Joventut Tianenca nos obsequió con la interpretación de tres piezas negras, entre las que destacamos Pedro Navaja, una canción de salsa salpicada de humor negro. La degustación de un delicioso pastel conmemorativo del tercer cumpleaños de Tiana Negra clausuró esta primera jornada.

Y llegó la mañana del sábado 24 con una animada presentación de novedades negras amenizadas con lectura dramatizada y la música de un saxo. Jaume Benavente (Dibuix a les fosques); Marc Moreno (Els silencis dels pactes); Vicenç Sanz (Màxima discreció); Lluís Llort (Herències col·laterals) y Xavier Aliaga (Dos metres quadrats de sang jove), dispusieron de tres minutos para presentar y recomendar su obra.

La tarde arrancó con una interesante charla de Àlex Martín Escribà que nos habló de Rafael Tasis (1906-1966), el padre olvidado de la novela negra catalana y el primero en reivindicar la novela policiaca barcelonesa y urbana. Siguió Pageses assassines, una interesante mesa redonda sobre la literatura negra que sitúa la acción fuera de Barcelona. Participaron las autoras Margarida Aritzeta (L’amant Xinès), Montse Sanjuan (La sergent Anna Grimm), Sílvia Mayans (Cap llàgrima sobre la tomba) y Teresa Juvé (La trampa). Esta última, a sus 94 años y aún con muchos proyectos de futuro, estuvo representada por Jordi Fernando, editor de Meteora.

Boxa 1

Tras las Pageses  assassines llegó el turno de La música dels camaleons, novela negra del periodista y escritor Jordi Cervera. Este fue uno de los actos más esperados de la tarde, y contó con la participación de tres inspectores “de los de verdad” del Grup Especial d’Intervenció dels Mossos d’Esquadra, que aguantaron estoicamente el “interrogatorio” al que fueron sometidos por el público curioso. Finalmente, el Gran combat de boxa literari entre Sebastià Bennasar, el “púgil llegado de Mallorca”, y Anna Maria Villalonga, “la gata de Sants”, arbitrado por J.R. Armadàs, supuso la nota cómica de una jornada inolvidable. El vencedor: Bennasar, a los puntos, tras una dura batalla dialéctica entre ambos púgiles literarios.

Y nada más, salvo recordar a nuestros lectores que, hasta el 31 de enero, tenéis tiempo para resolver el misterio de las siete novelas negras catalanas de la biblioteca Can Baratau. Entre los acertantes se sorteará un lote de novelas negras en catalán. La identidad del afortunado ganador…se sabrá el viernes 6 de febrero.

¡Un brindis por Tiana Negra 2015! ¡Nos vemos en Tiana Negra 2016!

Deja un comentario