Ginesta - Vehí Blog

Recientemente, la editorial Alrevés ha publicado Ginesta per als morts, de Agustí Vehí (Figueres, 1958-2013), en su colección de novela negra en catalán Crims.cat. La novela, una obra maestra de la literatura negra catalana fue publicada inicialmente en 2010 por una pequeña editorial francesa y pasó casi desapercibida. Con su incorporación a Crims.cat, la editorial rinde homenaje a este autor, que fue doctor en Historia por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), subinspector de la Guardia Urbana de Figueres y uno de los mejores escritores de la narrativa negra en lengua catalana. Vehí publicó cinco espléndidas novelas negras con trasfondo histórico, localizadas, en su mayor parte, en su querido Empordà. Hablamos de Abans del silenci (2009), Ginesta per als morts (2010), Quan la nit mata el dia (2011), Torn de nit (2012) y Remor de serps, obra póstuma publicada en 2013.

Vehí se dio a conocer con Abans del silenci, Premi Ferran Canyameres 2009. La acción se sitúa en los últimos meses de la guerra civil en un entorno dominado por el caos y el horror y gira en torno a los asesinatos de muchachas obligadas a prostituirse a cambio de comida. Mientras el ejército republicano se retira hacia la frontera francesa, Joaquim Santgenis, un policía fiel a la República intentará descubrir al autor de los crímenes mientras se suceden los durísimos bombardeos de las tropas franquistas en Barcelona, Girona y Figueres, el último baluarte en el camino hacia Francia.

Abans silenci 2

Ginesta per als morts, su segunda novela, parte de un crimen real, un triple asesinato en Darnius, y nuevamente la historia nos lleva a l’Empordà. Jaume Planagumà, sargento de los Mossos d’Esquadra recién llegado a Figueras, tendrá que investigar una serie de muertes aparentemente desligadas pero mucho más unidas de lo que parece. Un recorrido antropológico, histórico, urbanístico y gastronómico por l’Empordà, mezcla de historia, humor y novela negra.

En 2011, le llegó el reconocimiento de crítica y público con Quan la nit mata el dia, que fue galardonada con el IV Premi Crims de Tinta. En esta ocasión, la acción se sitúa en 1958, en Figueres. Juan Antonio Hinojosa, delegado local de la Falange, es encontrado muerto en su cama medio desnudo, con una pesada cruz de madera y metal clavada en el cráneo. El inspector Carlos Iríbar, de la Brigada de Investigación Criminal y el inspector Lopera, de la Político-Social, investigarán el caso. Pero ambos tienen puntos de vista diferentes, y mientras uno intenta descubrir al asesino o asesina, el otro sabotea la investigación. Para dar más verosimilitud a la trama, el autor utilizó indistintamente el catalán y el castellano, según la lengua de los personajes.

Torn nit 2

Torn de nit (2012) es un delicioso vodevil negropolicial que nos traslada hasta Vilaclara, un pequeño pueblo de l’Empordà. Durante una semana, noche tras noche, seguiremos las vicisitudes del turno de noche del cuerpo de policía que se enfrentará a situaciones de todo tipo para preservar la tranquilidad de la población. Un retrato de la vida nocturna policial, con persecuciones, anécdotas, situaciones hilarantes y unos personajes delirantes y entrañables, extremadamente humanos.

En septiembre de 2013, la editorial Alrevés publicó su última novela, Remor de serps, ambientada en 1940, en plena Segunda Guerra Mundial. En esta ocasión, nos encontramos en un París angustiado ante la inminente llegada de los invasores nazis. Ya no es una ciudad segura para los refugiados y dos agentes catalanes exiliados por su fidelidad a la República se verán obligados a huir de policías, gendarmes, soldados y, sobre todo, de los fascistas que pululan por la embajada española. Una historia cautivadora, trepidante y muy bien ambientada de un autor que nos dejó demasiado pronto.

¡Cinco espléndidas novelas negras de un escritor imprescindible que no puedes dejar de leer!

2 Responses to “¡Agustí Vehí, L’Empordà y la novela negra!”

  1. Pilar Vila, Responder

    Molt interessant, no he llegit res d’aquest autor i em posaré a fer-ho aprofitant l’estiu!

Deja un comentario