ON mai no creix l'herba Todo esto y mucho más encontrará el lector en On mai no creix l’herba, la última novela negra de Sebastià Bennasar, editada por Alrevés y presentada en sociedad el jueves 12 de febrero en la librería Atzavara, de Barcelona. Lluís Bosch, autor de Aire brut y ganador del II Premi Memorial Agustí Vehí por Besós Mar en el reciente festival Tiana Negra, y Josep Camps, autor de Melodía quebrada, acompañaron al prolífico escritor en la presentación de On mai no creix l’herba, una novela extremadamente ágil y con muchos toques de humor negro, y en la que “la ficción es tan creíble que parece más real que una crónica periodística de actualidad”, apunta Bosch. On mai 2 Tres tramas se entrecruzan en este espléndido relato “al que no le sobra ni una palabra y que leí de un tirón en una mañana de domingo”, confiesa Camps. Todo ocurre en Barcelona un 11 de septiembre: una banda de narcotraficantes, que opera en el barrio barcelonés de La Verneda al mando de la bella Ariadna, recibe el encargo de robar una casa en la Vila Olímpica, mientras un empresario arruinado, propietario de una pista de esquíes, decide vengarse de los meteorólogos de TV3 y un grupo de neonazis pretende robar la Moreneta y tirarse en parapente con oscuros propósitos. “Parece que no va a poder ser, pero todo acaba encajando”, afirma Lluís Bosch, mientras Bennasar explica que “no me basta con escribir una sola historia. Aprovecho una historia principal que tengo pensada y la adorno con subtramas que nos permiten explicar mejor el mundo”. La novela recupera el personaje del veterano comisario Jaume Fuster, al que conocimos en El país dels crepuscles. “Escribí On mai no creix l’herba en 40 días –cuenta el autor- y lo que tenía pensadísimo es el final, como siempre que escribo una novela negra”. En eso no coincide Bosch, que empieza a escribir a partir de una imagen, “pero del final, ni idea”, ni Camps, que intenta tener pensada la historia, “pero la voy redefiniendo a partir de la escritura”. On mai no creix l’herba, un retrato delirante y muy actual de nuestra sociedad. ¡No os la perdáis!

Deja un comentario