Estamos en Berlín, en 1936, y las “violetas de marzo”, los nuevos adeptos del todopoderoso Partido Nacionalsocialista, aterrorizan a la sociedad berlinesa. Violetas de marzo (1989) es la primera entrega de la trilogía Berlín Noir protagonizada por el peculiar investigador alemán Bernie Gunther, ex agente de policía de la Kripo, especializado en la localización de personas desaparecidas. Creado por el recientemente fallecido escritor escocés Philip Kerr, Bernie Gunther abandonó la policía en 1933 tras el ascenso al poder del Partido Nazi.

En el Berlín de 1936, Bernie Gunther tiene 38 años y ejerce como detective privado con despacho en la céntrica Alexanderplatz. El régimen de terror se está extendiendo como una epidemia y la sociedad berlinesa se encuentra a merced de las violetas de marzo, eufemismo usado por los primeros nazis para referirse a los oportunistas que se unieron posteriormente al Partido. Así las cosas, el detective deberá investigar el asesinato de un alto cargo de las SS y el robo de un collar de diamantes, un caso que llevará a Gunther a sumergirse en las peligrosas luchas de poder entre diferentes facciones del nazismo.

A Violetas de marzo le siguió Pálido criminal (1990), ambientada en el Berlín de 1938 cuando el país ya está en guerra y los nazis lo arrastran hacia el desastre. Gunther se verá obligado a reincorporarse al cuerpo de policía y colaborar con unas autoridades que detesta para cazar a un criminal que viola y asesina a inocentes muchachas de raza aria, sin que nadie consiga darle caza. Lo que Gunther no puede imaginar es que en el caso están implicados varios miembros de las SS, entre quienes figura nada más y nada menos que el mismísimo Heinrich Himmler.

En Réquiem alemán (1991), la última parte de la trilogía, la acción nos traslada a 1947.  Berlín, la capital alemana, está destrozada y ocupada por los aliados. La guerra ha terminado, pero escarbando en las ruinas del esplendor imperial de Viena el veterano Bernie Gunther hace un descubrimiento histórico al lado del cual las atrocidades cometidas en el pasado parecen obra de aficionados. A medida que avanza en su investigación, el detective destapa una red de falsificación susceptible de cambiar la identidad a antiguos altos cargos nazis que tratan de enmascarar su pasado.

Philip Kerr (1956-2018) nació en Edimburgo, estudió leyes y trabajó como redactor publicitario antes de dedicarse definitivamente a la escritura. Con Violetas de Marzo inició una serie de thrillers históricos sobre la Alemania nazi, protagonizados por el detective Bernie Gunther. En 2009 ganó el III Premio RBA de Novela Negra con Si los muertos no resucitan, sexta entrega de la saga. En 2014, el autor inició una nueva serie ambientada en el mundo del futbol actual con Mercado de invierno protagonizada por Scott Manson, un hombre de futbol culto e inteligente que odia a la policía por haberlo incriminado en un delito que no cometió. A este primer título siguió La mano de Dios (2016) y Falso nueve (2018), su última obra.

¡Descubre uno de los episodios más negros de nuestra historia reciente con la trilogía Berlin Noir, de la mano del investigador honesto que es Bernard “Bernie” Gunther!

Deja un comentario