Muerte heroina roja

La realidad literaria negrocriminal de China, el semidesconocido gigante asiático, ha desembarcado con fuerza en nuestro país. El martes, 17 de junio, a las 19 h. el Club de lectura de la Biblioteca La Bòbila, de L’Hospitalet (Barcelona) dará “Un cop d’ull al món des de la novel·la negra”. Será el turno, entre otros, del Inspector jefe Chen Cao, nacido de la pluma de Qiu Xiaolong, y de la detective Mei Wang, creada por Diane Wei Liang, sin olvidar a Sun Piao, Inspector jefe de la Brigada de homicidios de Shanghái, de Andy Oakes.

Chen Cao, Inspector jefe de la policía en la ciudad de Shanghái es, además, poeta, como su creador, y traduce relatos policíacos. Su primer caso, Muerte de una heroína roja (Death of a Red Heroine, 2000) se desarrolla en 1990. Recién ascendido, deberá investigar el misterioso asesinato de una joven, trabajadora modélica e incondicional de la causa del Partido Comunista. Desde entonces ha intervenido en varias investigaciones criminales hasta llegar a El enigma de China (The Enigma of China, 2013), donde deberá averiguar qué se oculta tras la muerte de Zhou Keng, hijo de un destacado miembro del Partido, que ha aparecido ahorcado tras su detención, acusado de corrupción. Qiu Xiaolong, escritor nacido en Shanghái en 1953 y residente en los Estados Unidos desde 1966, poeta y traductor al inglés de poesía china, ha ganado el Anthony Awards y ha resultado finalista de los Edgar Awards por su serie de novelas policiacas protagonizadas por el inspector jefe Chen Cao.

Diane Wei Liang nació en Pekín en 1966 y entre abril y junio de 1989 participó en las protestas pro democracia en la plaza de Tiannanmen. Su personaje, Mei Wang, es una detective privada –profesión ilegal en la China actual- de unos 30 años, que se vio obligada a  renunciar a su trabajo en la policía por el acoso de un superior. La conocimos en El ojo de jade (The Eye of Jade, 2007), donde trata de encontrar el paradero de una joya desaparecida durante la Revolución Cultural. A esta novela seguirían Mariposas para los muertos (Paper Butterfly, 2008) y La casa del espíritu dorado (The House of Golden Spirit, 2011). En este último caso, con el trasfondo de un Pekín post olímpico, ajetreado, ruidoso y corrupto, Mei se enfrenta a un supuesto estafador mientras un nuevo personaje, el inspector Zhao, investiga un asesinato.

Nacido en Londres en 1952, Andy Oakes és un gran conocedor de la República Popular China. En 2004 ganó el Premio Europeo de Crimen y Misterio con su novela Ojo de dragón (Dragon’s Eye: A Chinese Noir, 2003) que introdujo a Sun Piao, investigador jefe de Shanghái. En esta primera novela, nuestro policía investiga el asesinato de ocho personas, cuyos cuerpos han aparecido terriblemente mutilados en los lodos del río Huangpu, en la moderna Shanghái.

Los investigadores chinos se suman a una larga lista de policías y detectives en lucha contra el crimen. ¡Bienvenidos!

Deja un comentario