Dos metres sang jove

Más allá de la VLCNegra 2014, la ciudad de Valencia se perfila como un nuevo y excelente escenario del crimen…literario. En esta ocasión Dos metres quadrats de sang jove, la nueva novela negra de Xavier Aliaga, editada por Alrevés en su colección Crims.cat, nos muestra un sórdido retrato de la sociedad política valenciana a la vez que explora el incierto futuro del periodismo y de los jóvenes periodistas en la era de Internet. Y todo ello combinado con una buena dosis de ironía, tan característica de la novela negra valenciana.

La trama de Dos metres quadrats de sang jove arranca con el brutal asesinato de Manel Torres Albiach, uno de los periodistas estrella de La Ciutat Digital, un diario que nació con el propósito de ser alternativo, libre y de calidad. El cínico inspector de raza negra y origen nigeriano, Feliu Oyono, se encargará del caso con la ayuda de la agente Amalia Vigarany, mujer enigmática y con un duro pasado a sus espaldas. Pero la narración no se limita a la investigación policial sino que profundiza, además, en la complicada situación real del periodismo actual, la crisis económica, la catastrófica gestión bancaria e inmobiliaria y la corrupción política instalada en las instituciones.

Aunque nacido en Madrid en 1970, Xavier Aliaga creció en Xativa y forma parte de los artistas del crimen literario que han convertido Valencia en una protagonista más de sus novelas. Periodista y escritor, ganó el VII Premi de narrativa Vila de Lloseta con su primera novela, Si no ho dic rebente (2005). Debutó en la novela negra con Els neons de Sodoma (2009), una narración satírica que alumbra la primera aparición del inspector Feliu Oyono investigando el caso surrealista de la desaparición de la imagen de Sant Roc en la iglesia de la pequeña localidad ficticia de Vila-roglet. Con Dos metres quadrats de sang jove, el autor recupera a este peculiar inspector de lengua afilada, adicto al sexo –como muchos detectives clásicos-, enemigo de los compromisos y gran observador del alma humana.

¡Muy recomendado para los periodistas y, especialmente, para los indignados por la corrupción que nos ahoga!

Deja un comentario