Mucho Más Que Un Libro disfrutó de un fin de semana negro y trepidante en el V Festival de Pamplona Negra, con muchas y atractivas actividades: conferencias, charlas, cine, radio, una Ruta Negra matinal en un sábado sin lluvia en el que llegó a lucir el sol y una deliciosa comida basada en la “Gastronomía de Pepe Carvalho” en homenaje al gran escritor de novela negra Manuel Vázquez Montalbán.

A media tarde del viernes 25 en el Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra, BALUARTE, Martín Olmos, autor de Escrito en negro, Premio Rodolfo Walsh 2015, y Breve relación de vidas extraordinarias (2017), nos refrescó la memoria sobre el mal llamado “Crimen de Cuenca”, uno de los peores errores judiciales en la historia de España, error que condenó a dos hombres tildados de anarquistas, Gregorio Varela y León Sánchez, a largos años de presidio por un crimen que no cometieron y que nunca existió. El “asesinado”, José Grimaldo López, apodado “El Cepa”, pastor de cabras con fama de tonto, desapareció en 1910 tras haber vendido unas cabras de su propiedad y reapareció en 1926 sin saber lo que había pasado durante sus largos años de ausencia. Sus “asesinos” sufrieron torturas terribles, confesaron el crimen “para que no los golpearan más” y permanecieron doce años en prisión. “Muchos hemos tomado, alguna vez, decisiones de tonto como “El Cepa” que han acarreado consecuencias”, concluyó Martín Olmos.

«The French Connection». Bernard Minier conversa con Susana Rodríguez Lezaun, directora de Pamplona Negra.

“Cocino el plato que me gustaría comer y escribo la novela que me gustaría leer”, explicó Bernard Minier, la “French Connection” de Pamplona Negra 2019. En animada conversación con la directora del festival, Susana Rodríguez Lezaun, el creador del comandante Martin Servaz confesó que él no es Martin Servaz, un hombre atormentado por el pasado, experto en música clásica –le gusta especialmente Gustav Mahler– y con una hija de 17 años que apenas puede controlar. “No soy mi personaje, pero ese mundo nuevo que he creado sí es mío. En literatura hay que inventar y no detenerse en personajes reales”, reivindicó. El mal está presente en todas las novelas de Bernard Minier aunque, en su opinión, hay muchas clases de maldad que hay que definir. Así nos encontramos con “el mal perverso, personificado por el psicópata Julian Hirtmann, el oponente de Servaz. Este sabe que hace el mal, pero no puede evitarlo; el mal utilitarista, imprescindible para lograr un bien más grande; o el mal inquisidor, cuando haces el mal, pero piensas que haces el bien”. Una charla interesantísima en la que el autor francés reveló que el porcentaje de lectoras de sus novelas (80%) es abrumador respecto al 20% de lectores, que la novela negra “escrita con los dos pies en el suelo de la realidad, es el género que nos habla de las cosas a las que nos enfrentamos” y que la característica predominante en la literatura negra francesa actual es su diversidad.

Tras Bernard Minier, la tarde del viernes no podía finalizar sin una muestra irrefutable del mal en estado puro. “The French Connection” también obsequió a los cinéfilos con la proyección de una espléndida película francesa, A pleno sol, dirigida en 1960 por René Clément y protagonizada por un joven y seductor Alain Delon en el papel del amoral, estafador y ocasional asesino, Tom Ripley, el carismático malvado nacido de la pluma de Patricia Highsmith. Y por si no hubiéramos quedado satisfechos con la descarnada exposición de tanta maldad, el sábado 26, una espléndida Ruta Negra por Pamplona “La maldición de Hemingway”, bajo la guía de Miguel Izu, nos empapó de literatura, que no de lluvia, con Hemingway y los diferentes crímenes literarios cometidos en las calles y plazas de la ciudad, como protagonistas destacados.

Aprendiendo a contar historias con Juan Gómez-Jurado.

Todos queremos que nos cuenten historias que nos cautiven, sorprendan y atrapen, pero ¿cómo se hace? Juan Gómez-Jurado “cautivó” a los presentes en BALUARTE con una Master Class amena y sorprendente sobre “El arte de contar historias”, Para Gómez-Jurado hay un único tipo de historia que siempre se repite y ha de contener varios pasos hasta llegar al desenlace. Estos serían: 1) Mundo ordinario en el que se mueve el protagonista; 2) Llamada a la aventura; 3) El cruce del primer umbral; 4) El mentor que enseña el camino a seguir; 5) El vientre de la ballena; 6) El reencuentro con el padre; 7) El vuelo mágico; 8) El descenso a los infiernos y 9) El regreso a casa. Fácil, ¿verdad? Ahora, solo falta ponerlo en práctica.

La paella preferida de Pepe Carvalho.

Abierto el apetito de los aficionados al género con la caminata matutina y el arte de contar historias, a todos nos encantó disfrutar de una deliciosa comida basada en “La gastronomía de Pepe Carvalho” en homenaje a su creador, Manuel Vázquez Montalbán. Pan con tomate y bocadillo de pescado “Señora Paca” como aperitivo, una paella valenciana sencillamente sublime y una sabrosa cazuela de sepias como platos principales regados por los vinos de la tierra, dieron paso a unos postres deliciosos con mousse de chocolate y libros quemados al más puro estilo de Carvalho. ¡Fue un puro placer para los sentidos! Y, para terminar, Paco Carvalho, el hermano desconocido de Pepe, requirió la ayuda detectivesca de los comensales para descubrir el antídoto que salvaría la vida de los asistentes al evento, pues un potente veneno había “condimentado” alguno de los sabrosos manjares. Al final, todo acabo bien y con muchas ganas de repetir la experiencia.

«Asesinato en las ondas«

No hubo pues asesinato colectivo en el comedor del Hotel Tres Reyes, pero no pudimos evitar el “Asesinato en las ondas”, con el que poco más tarde Mona Leon Siminiani, directora del programa radiofónico Negra y Criminal, y el actor Héctor Checa, junto a otros tres intérpretes elegidos entre el público, nos obsequiaron para despedir Pamplona Negra 2019, uno de los principales festivales negros del país.

¡Larga vida a Pamplona Negra! ¡Nos vemos en 2020!

 

Deja un comentario