Aunque la autora, Sue Grafton, se quedó a un solo título de finalizar su gran proyecto de 26 novelas negras inspiradas en las letras del abecedario, que inició en 1982 con la publicación de A de Adulterio. Nacida en Louisville (Kentucky) en 1940, Grafton murió el 28 de diciembre de 2017 tras publicar Y de Yesterday, dejando huérfano al alfabeto criminal cuando solo quedaba una letra (Z) para finalizarlo.

Sue Grafton deleitó a sus numerosos seguidores en su paso por la BCNegra 2015, cuando conversó con el también escritor Toni Hill y desveló qué fue lo que le impulsó a iniciar la serie de novelas de misterio protagonizadas por la detective privada Kinsey Millhone que le ha reportado fama internacional. Un traumático divorcio la llevó a imaginar el asesinato de su segundo marido y la impulsó a iniciar el “alfabeto del crimen” en 1982 con A de adulterio (A is for alibi). Las novelas protagonizadas por Kinsey Millhone han sido traducidas a 26 idiomas y su creadora recibió numerosos galardones, entre los que destaca el prestigioso Ross Macdonald Literary Award en 2004.

Conocimos a Kinsey Millhone, con 32 años, en A de adulterio y la hemos acompañado en sus aventuras y resuelto multitud de casos. Sabemos de ella que vive en Santa Teresa, una población imaginaria de California. Se quedó huérfana con cinco años y fue criada por su tía Gin, la hermana de su madre. No destacó como estudiante y a los veinte años ingresó en la policía, donde aguantó dos años. Tras dejar el cuerpo, trabajó en la agencia de detectives de Ben Byrd y Morley Shine para obtener la licencia de investigadora privada. Al inicio de la serie, Kinsey vive sola tras divorciarse dos veces, las mismas que su creadora, Sue Grafton. Los años no pasan para Kinsey, al menos no con la misma velocidad que para nosotros los lectores, y en Y de yesterday, última novela de la serie y treinta y cinco años después de su inicio, la investigadora todavía no ha cumplido los cuarenta.

En A de Adulterio (A is for alibi,1982) Kinsey es contratada para esclarecer el asesinato del astuto abogado Laurence Fife, conocido también por sus escurridizas aventuras femeninas; B de bestias (B Is for Burglar, 1985) nos presenta a una Kinsey Millhone que busca a Elaine, la hermana de Mrs. Danziger, que ha desaparecido; en C de cadáver (C Is for Corpse, 1986, Kinsey busca al asesino de Bobby Callahan, un joven reservado y taciturno que la contrató precisamente porque temía por su vida; D de deuda (D Is for Deadbeat, 1987) nos trae un talón de USD 25.000 que un tal Alvin Linardo debe a un joven a quien Kinsey Millhone ha de localizar; En E de evidencia (E Is for Evidence, 1988) Kinsey recibe un misterioso ingreso de 5.000 dólares que le reportará muchos quebraderos de cabeza; F de fugitivo (F Is for Fugitive, 1989) nos presenta a Bailey, juzgado y declarado culpable del asesinato de la joven Jean, que tras cumplir un año de prisión ha huido y se encuentra en paradero desconocido.

Llegamos a G de guardaespaldas (G Is for Gumshoe, 1990), cuando Kinsey sufre un atentado que casi le cuesta la vida y contrata a un guardaespaldas duro y algo misterioso, Robert Dietz, para que la proteja; En H de homicidio (H Is for Homicide, 1991) Kinsey investiga el asesinato del agente de seguros Parnell Perkins y en I de inocente (I Is for Innocent, 1992) le tocará descubrir quién es el asesino de Morley Shine, un detective encargado de aclarar quién mató a Isabelle Barney, mujer de gran fortuna; en J de juicio (J Is for Judgment, 1993) la detective investigará un posible fraude perpetrado con un seguro de vida de quinientos mil dólares y en K de Kinsey (K Is for Killer, 1994) Millhone intentará descubrir quién mató a Lorna Kepler, un crimen que quedó impune.

L de ley (o fuera de ella) (L Is for Lawless, 1995) nos descubre a Kinsey Millhone investigando por qué en los archivos militares ha desaparecido todo rastro de Johnny Lee, el padre de un vecino, recién fallecido y veterano de la segunda guerra mundial; en M de maldad (M Is for Malice, 1996) Kinsey deberá encontrar a uno de los herederos de una inmensa fortuna; N de nudo (N Is for Noose, 1998) nos presenta a la detective intentando averiguar qué le ocurrió a Tom Newquist, el ayudante del sheriff en Nota Lake, que murió de un sospechoso paro cardiaco a punto de jubilarse, y en O de odio (O Is for Outlaw, 1999) Kinsey investigará qué hay de cierto en la acusación de asesinato contra su primer marido Mickey Magruder, acusación nunca probada que le destrozó la vida.

Entramos en la recta final del “alfabeto” con P de peligro (P Is for Peril, 2001) y, en esta ocasión, Kinsey investiga por qué Down Purcell, un reputado especialista en medicina geriátrica de Santa Teresa (California), lleva desaparecido nueve semanas; en Q de quién (Q Is for Quarry, 2002), Millhone pondrá su vida en peligro buscando al asesino de una mujer muerta hace dieciocho años; R de rebelde (R Is for Ricochet, 2004) nos presenta a Reba Lafferty, una chica rebelde que ha cumplido dos años de condena por estafa y a quien Kinsey custodiará por encargo de su adinerado padre, mientras que, en S de silencio, una mujer contrata a la detective para que averigüe que fue de su madre, desaparecida más de treinta años atrás.

En T de trampa (T Is for Trespass, 2007) Kinsey Millhone investiga una colisión entre dos vehículos, un caso aparentemente rutinario que se complicará enormemente; U de Ultimátum (U Is for Undertow, 2009) nos presenta a Michel Sutton, un joven fantasioso que pretende que la detective le ayude a localizar la tumba de una niña, secuestrada y asesinada más de veinte años atrás, y encontrar a sus asesinos y en V de venganza (V is for Vengeance, 2011) Kinsey se enfrenta a un complicado y peligroso entramado de casos. W de Whisky (W is for Wasted, 2013) arranca con la aparición de dos cadáveres en Santa Teresa: Pete Wolinski, un investigador privado de dudosa reputación y un sintecho fallecido por causas naturales que no lleva encima ningún documento que le pueda identificar; en X de rayos X (2016) una mujer adinerada contrata a Kinsey Millhone para que actúe de intermediaria y haga llegar cierta cantidad de dinero, que resulta falso, a un preso recién puesto en libertad y en Y de Yesterday (2018), la última novela de este inacabado Alfabeto del Crimen, recrea el crimen cometido por unos adolescentes en 1979 y la amenaza de chantaje que sufre uno de ellos en 1989, una vez cumplida su condena, mientras Kinsey sufre el acoso de un asesino buscado por la policía y que ya la atacó en X de rayos X.

¡El Alfabeto del Crimen, una serie que no te puedes perder!

Deja un comentario