Cap llagrima s tomba

La vida en los pueblos… ¿es más sana, mentalmente hablando, que la vida en la ciudad? Sílvía Mayans desmonta este y otros tópicos en Cap llagrima sobre la tomba, una “novela negra salpicada con muchos colores”, finalista  del XXI Premi Ferran Canyameres 2012. Junto con un recorrido por los paisajes donde transcurre la novela, la autora presentó su obra en la urbe barcelonesa el martes 9 de junio. Fue en la biblioteca Francesca Bonemaison, a las 19 h.

Acompañada por Anna Maria Villalonga, escritora y profesora de literatura en la Universitat de Barcelona, Mayans nos habló de su novela y de los muchos temas que plantea. La acción de Cap llagrima sobre la tomba arranca en 1975, con Franco a punto de morir y de iniciarse la llamada “Transición”. El protagonista es Eliades Bel, un barcelonés que decide trasladarse a Arnes, un pueblecito de la Terra Alta. Espera encontrar paz y tranquilidad, pero el encuentro casual del cadáver de Severino Gil complicará la acción y lo llevará a investigar y a enfrentarse con aspectos desconocidos de su propio pasado.

Silvia Mayans - Blog

“Se trata de una novela muy imaginativa, con toques de humor y con muchas lecturas diferentes –apunta Anna Maria Villalonga-, en la que los personajes son muy importantes”. Eliades, el protagonista principal descubrirá una parte de su pasado, que su madre le había ocultado, y cambiará a partir de esa recuperación. “Las relaciones familiares y su evolución –continua Villalonga– ocupan un espacio esencial que Sílvia resuelve muy bien sin caer en el sentimentalismo excesivo ni hacer concesiones a ninguno de los diferentes personajes”.

Y qué decir de la naturaleza, que se nos presenta como un personaje más, el espinoso tema del “enfrentamiento” entre el mundo rural y el urbano, con todos los prejuicios inherentes al caso, y la vida en los pueblos de las Terres de l’Ebre (y quizás de todos los pueblos) ambientada en el inicio de la época histórica conocida como La Transición. En los pueblos –cuenta Mayans– hay dos tipos de personas: los del pueblo, que han nacido allí, y los forasteros, que han decidido trasladarse allí”.  Y la vida para las mujeres en los pueblos ha sido, tradicionalmente, muy dura. La autora resaltó el caso de “una mujer que consideraba el dejar de ir al pozo a por agua, lo mejor que le había pasado en la vida”.

¿Por qué una novela negra ambientada en un escenario rural? Sílvia Mayans, nacida en Barcelona en 1969, sitúa el origen de su novela en una canción popular de la zona que narra una historia terrible. A partir de ahí, decidió documentarse muy bien a nivel territorial e histórico y, también, en cuanto a la psicología de los personajes, y escribir su relato. El resultado: una novela negra fresca y atemporal, que “refleja la riqueza de la lengua –con la utilización de diversos dialectos y hasta del castellano- y que nunca pasará de moda”, afirma Villalonga.

¡No os la perdáis!

 

Deja un comentario