Sonrisa Angélica

El veterano escritor italiano, Andrea Camilleri (Sicilia, 1925), visitará Barcelona para recibir el IX Premio Pepe Carvalho en el marco de la próxima edición de la BCNegra, que se celebrará del 30 de enero al 8 de febrero de 2014.  Y el 7 de febrero, los apasionados seguidores de las aventuras de su personaje, el comisario Salvo Montalbano, podrán conversar con el padre literario del investigador siciliano.

Andrea Camilleri, uno de los más conocidos representantes de la novela negra mediterránea, es el creador del comisario Salvo Montalbano, nombre elegido en homenaje a Manuel Vázquez Montalbán, considerado uno de los padres del género y creador, a su vez, del detective Pepe Carvalho. Éste fue un peculiar investigador privado (ex comunista y ex agente de la CIA y bien conocido por su sibaritismo gastronómico) que investigaba por encargo todo tipo de delitos cometidos en la ciudad de Barcelona o sus alrededores.

Salvo Montalbano, al igual que Pepe Carvalho, prefiere la calle a los despachos y busca la justicia por encima de lo que diga la ley. Mantiene una relación sentimental con Livia (como Carvalho con Charo) aunque les separan la distancia, el trabajo de Montalbano y sus diferentes formas de ver la vida. Y, como Carvalho, Montalbano también es un gourmet exquisito.

La forma del agua (1994) es la primera entrega de la serie del comisario Montalbano y La sonrisa de Angélica  (2010) es la última aventura –la 18- publicada en nuestro país hasta el momento. Andrea Camilleri, guionista y director teatral y televisivo, además de novelista, se convirtió en un escritor de éxito gracias a la serie de novelas policiacas dedicadas al comisario Montalbano, que también ha protagonizado una serie de televisión.

Al recibir este galardón, Andrea Camilleri se suma a la lista de los escritores premiados en homenaje a Manuel Vázquez Montalbán. Entre ellos figuran nombres tan reconocidos en el campo de la novela negra como Maj Sjöwall, Petros Márkaris, Andreu Martín, Ian Rankin, Michael Connelly, PD James, Henning Mankell y Francisco González Ledesma.

Deja un comentario