Víctor del Árbol y Antonio Iturbe en la presentación de «Antes de los años terribles» en la Casa del Libro, de Barcelona.

Y uno de sus más altos representantes es Joseph Kony, líder del ugandés Ejército de Resistencia del Señor (LRA), que ostenta el dudoso honor de ser uno de los criminales de guerra más sanguinarios del continente africano. Bajo su liderazgo, más de 20.000 niños y niñas fueron secuestrados en Uganda y otros países y forzados a realizar actos aberrantes. Isaías, el protagonista de Antes de los años terribles, la última novela de Víctor del Árbol, fue un niño soldado tras haber sido secuestrado con nueve años. “Isaías es una víctima, no un monstruo, pues un niño jamás es culpable de lo que hace”, opinó Víctor del Árbol en la presentación barcelonesa de esta turbadora novela. Fue el miércoles 22 de mayo en la Casa del Libro, de Barcelona.

Antonio Iturbe, periodista y escritor, acompañó al autor en la presentación de esta novela que transporta al lector hasta Uganda, un pequeño país del África oriental, ¿Y por qué África? Se trata de un continente del que no sabemos nada. Yo me he quedado sobrecogido”, planteó Iturbe. Quizás para que la conozcamos un poco mejor, quizás porque Víctor del Árbol va siempre “detrás de las grandes historias”, quizás porque representa un viaje al corazón de las tinieblas con Isaías, un niño soldado ugandés que llegó a Barcelona siendo un muchacho, dejando atrás un pasado terrible, un pasado que vuelve a atormentarle cuando regresa a Uganda desde Barcelona para participar en un encuentro sobre la reconciliación histórica de su país.

Firmando libros en la Casa del Libro.

“Hay que entender el proceso que convierte a un niño de ocho o nueve años en alguien capaz de matar a otro ser humano con un machete”, explicó Víctor del Árbol, quien se mostró sorprendido por el desconocimiento general sobre lo que ocurre en Uganda y otros países de África, donde grupos paramilitares secuestran a niños y niñas para convertirlos en soldados y esclavas sexuales. La tragedia humanitaria en Uganda fue enorme, con cerca de dos millones de desplazados, “pero allí no hay observadores internacionales”, concluyó.

“La dicotomía entre ser verdugo y ser víctima me interesa mucho”, apuntó del Árbol. Isaías ha rehecho su vida en Barcelona, intenta abrirse camino con un negocio de restauración de bicicletas y espera un hijo de su pareja. Lucha por los suyos, pero “tiene la sensación de estar en un mundo al que no pertenece. De hecho, siente que no pertenece a ninguna parte y también se siente culpable porque ha renunciado a sus orígenes, aunque ello no impide que describa África como un lugar mágico, percibido así por la visión idealizada de un niño antes de que llegaran los años terribles”.

Por suerte, aunque el mal absoluto campa por sus anchas, también existe la bondad anónima “que sostiene el mundo”, declaró Víctor del Árbol.  Como es el caso de Almudena Barbero, representante de la Fundación sin ánimo de lucro Nzuri Daima que, con solo dieciocho años viajó a Ruanda y decidió “trabajar en África para cambiar el presente y el futuro de muchos niños y niñas”. Para que el día a día de las personas pueda llegar a ser algo más que la lucha por la supervivencia. ¡Suerte tenemos todos de que también exista la bondad!

Almudena Barbero, de la Fundación Nzuri Daima, con Víctor del Árbol y Antonio Iturbe.

Víctor del Árbol nació en Barcelona en 1968. De niño se aficionó a leer multitud de libros y se convirtió en escritor “porque lo necesitaba vitalmente”. Escritor de personajes, a los que desarrolla cada vez más, publicó su primera novela, El peso de los muertos, en 2006. Esta ópera prima fue galardonada con el VIII Premio Tiflos, organizado por la ONCE. Su segunda novela, La tristeza del samurái, publicada en 2011, fue un gran éxito nacional e internacional, se tradujo a una decena de idiomas y ganó Le Prix du Polar Européen 2012 en el Festival de novela negra de Lyon. Le siguieron Respirar por la herida (2013), Un millón de gotas (2014), III Premio Pata Negra del Congreso de Novela y Cine Negro 2015, organizado por la Universidad de Salamanca, y Grand Prix de Littérature Policière 2015 en su categoría internacional, y La víspera de casi todo (2015) Premio Nadal 2016. Por encima de la lluvia, una novela que nos anima a vivir intensamente hasta el final de nuestros días, fue publicada en 2017 y recibió el Premio a la Mejor Novela Valencia Negra 2018. En 2019, publica su hasta ahora última obra, Antes de los años terribles, que arrojará a lector al mismísimo corazón de las tinieblas.

Antes de los años terribles nos descubre una realidad sobrecogedora ¡No te lo puedes perder!

Deja un comentario