Males Arts

El crédito fácil unido a los bajos tipos de interés fueron una de las características de los años desenfrenados de la llamada “burbuja inmobiliaria”, una época kafkiana y enloquecida en la que muchos cayeron en la tentación de vivir “del cuento” (léase “del crédito”), rodeados de lujos y por encima de las propias posibilidades, con el dramático resultado de todos conocido.

Albert Gassull, arquitecto, músico y escritor, nos retrata esta sociedad ahogada por la codicia, el egoísmo y la insatisfacción en Males Arts, su primera y espléndida novela negra. La acción se sitúa a finales de 2004, tres años antes de que el estallido de la crisis de las hipotecas subprime en los EUA removiera los cimientos del sistema y diera inicio a la peor crisis económica conocida desde el crack bursátil de 1929. Pero, en 2004, la burbuja inmobiliaria se encuentra en su apogeo generando corrupción, chantajes y estafas criminales, mientras los “buitres” e “iluminados” de diversas procedencias aprovechan la ocasión para enriquecerse.

En este contexto, Males Arts nos presenta a  Miquel y Raquel, una pareja joven que, nada más estrenar la casa de sus sueños en un pueblecito del Alt Empordà, corre riesgo de perder la propiedad, aunque ella todavía no lo sabe. Miquel es el arquitecto, ha ganado mucho dinero durante los años de bonanza, pero se ha “pillado” los dedos y está arruinado. No sabe cómo decírselo a Raquel, que se ha convertido en adicta a los coches caros, los viajes, los mejores hoteles y la ropa de diseño, en una vorágine de lujo que parece no tener fin y que amenaza con arrastrarlos al abismo.

Nacido en Barcelona en 1962, Albert Gassull fue arquitecto antes de convertirse en escritor. Hijo de músicos, es ahora saxofonista de la orquesta de jazz La Locomotora Negra, una de las más antiguas de Barcelona. Gran lector, en 2010 decidió iniciarse en el mundo de la escritura y así nació Males Arts. Publicada en 2013, la novela  es un retrato de primera mano, no exento de humor, sobre la epidemia de locura colectiva que atacó a gran parte de la sociedad española durante los años del “ladrillazo”.

¡No os la perdáis!

Deja un comentario