?

Cada vez con más fuerza, el género negro está presente en las dos orillas del Atlántico y para reivindicarlo nada mejor que aunar idiosincrasias en Relatos de la Orilla Negra, un espléndido volumen de relatos “noirs” escritos por autores latinoamericanos y españoles. Una iniciativa que el miércoles 13 de julio se presentó en la librería La Central, de la calle Mallorca, de Barcelona, de la mano de los escritores José Luís Muñoz (el alma mater del proyecto), José Vaccaro, Angelique Pfitzner y Nacho Cabana, todos ellos participantes en la antología, acompañados por Francesc Danès, de Ediciones del Serbal.

Pero no se trataba solamente de presentar una única antología de relatos, pues La Orilla Negra es un proyecto mucho más ambicioso. Se trata de una nueva colección de novela negra que, bajo la dirección de José Luís Muñoz pretende dar cabida a autores consagrados del viejo y el nuevo mundo y a los nuevos valores que vayan surgiendo. Tampoco es casualidad que se haya elegido el “Año Cervantes” como el de la presentación de La Orilla Negra, confesó José Luís Muñoz. Esta es una colección que ya llevaba tiempo gestándose “porque ir a tantos festivales de novela negra sirve para conocer a muchísimos colegas”. En este primer volumen el lector encontrará veintiocho relatos (catorce de autores españoles y catorce de latinoamericanos) “escritos con infinidad de matices, especialmente los latinoamericanos, que viven una realidad más dura, y nos hemos visto obligados a apartar una serie de autores y relatos que serán publicados en una próxima antología”, explicó Muñoz.

Libros Orilla negra

El mismo Muñoz, que afirmó estar muy satisfecho con el diseño de la colección, presentó también los primeros seis títulos que acompañan a Relatos de la Orilla Negra. Estos son: La sonrisa del caimán, de Dauno Tótoro Taulis, un thriller político-policial “que forma parte de una trilogía”; Bala morena, de Marcos Tarre Briceño, otro thriller impactante ambientado en la selva colombiana; Papel picado, de Rolo Diez, Premio Hammett 2004, sobre la guerra sucia en Argentina durante la dictadura militar; Cuéntame cosas que no me importe olvidar, de Pablo de Aguilar González, nos habla de la crisis y sus dramáticas consecuencias en personas y familias; Destruyan a Anderson, de Fernando Martínez Laínez, cuenta la historia de un comando terrorista extranjero que viaja a Madrid. La novela fue finalista del Premio Planeta 1982. Mala hierba, del propio José Luís Muñoz, “sitúa la acción en la América profunda, con muchas pasiones enfrentadas tras una apariencia idílica, y se trata de una novela a la que le tengo especial cariño”. Mala hierba fue galardonada con el Premio Ángel Guerra en 1991.

Tras esta amena y muy interesante introducción, José Vaccaro tomó la palabra y definió la novela negra como “la novela del siglo XXI, que muestra lo más oscuro y tenebroso del género humano y pone de manifiesto la situación de crisis que vive la sociedad con la pérdida de valores éticos y morales y la progresiva hegemonía del individualista “sálvese quien pueda”. En definitiva, la novela negra “nos enfrenta a situaciones que nos hacen pensar y meditar”, opinó. Angelique Pfitzner, por su parte, resaltó “el placer y el deleite de poder disfrutar de escritores del otro lado del Atlántico con una propuesta que a día de hoy no se parece a ninguna otra”, y Nacho Cabana puso la nota humorística al afirmar que “la novela negra sirve para desahogarse y, de este modo, evitas acabar en la cárcel o algo peor”. Y, como ejemplo, se refirió a los comerciales “agresivos” que llaman a tu puerta, te piden los datos y en cuanto te descuidas te cambian cualquier cosa, en su beneficio, claro.

Presentación Orilla Negra 2

Bienvenida, pues, esta iniciativa pionera en nuestra época, una iniciativa que al prolífico escritor, Andreu Martín también presente en el acto, le recordó la iniciada a finales de los años setenta del pasado siglo por la editorial Sedmay con la colección Círculo del Crimen. En esta colección, Martín publicó sus primeras novelas negras, entre ellas la aclamada y premiada Prótesis, Premio Círculo del Crimen 1980. Juan Madrid, otro de los padres de la novela negra española, publicó Un beso de amigo (1980) en esa misma colección, y Julián Ibáñez, Fernando Martínez Laínez o el mismo José Luis Muñoz también empezaron a darse a conocer como escritores de novela negra en el Círculo del Crimen.

Desde Mucho Más Que Un libro deseamos muchos éxitos a la nueva colección ¡Larga vida a La Orilla Negra!

Deja un comentario