El sábado 3 de junio, Lleida, la capital de les Terres de Ponent, clausuró la segunda edición de  El Segre de Negre, un festival que nació en 2016 con la clara vocación de convertirse en uno de los festivales de referencia de Cataluña dedicados al género negro. Mesas redondas con autores destacados, presentación de las últimas novedades negras en lengua catalana, talleres, teatro, cine, un merecido y emotivo homenaje a la escritora Isabel-Clara Simó y otras atractivas actividades negroliterarias para todas las edades hicieron las delicias de todos los asistentes.

El festival arrancó el viernes 2 con el espectáculo teatral Improblacshow, seguido de un disputado Combat entre gèneres literaris, que enfrentó a autores reconocidos, como Jordi de Manuel, Pep Coll, Andreu Martín y Margarida Aritzeta. Seguimos el sábado 3, de buena mañana, con un interesante taller de novela negra, Escriure en negre, a cargo del escritor y periodista David Marín, y un Conta contes detectivesc para los más pequeños y lectores del futuro, en la popular Plaça de Sant Francesc, de estilo modernista.

Àngel Vallverdú, Alexandra Cuadrat, Esther Vila, Ramona Solé, Gemma Artasu y Ramon Usall.

Al filo del mediodía, empezaron las presentaciones de novedades negras, con la escritora y bloguera Ramona Solé como conductora del acto. Participaron Àngel Vallverdú (No es poden donar tants llangostos a la sibeca), Esther Vila (Els bessons rere la finestra), Alexandra Quadrat (Memòria d’un crim), Gemma Artasu (L’Olivier H.) y Ramon Usall (Seixanta-vuit). Como no podía ser menos, todas las novelas nos muestran “aspectos inquietantes de nuestra sociedad”, pues la realidad ya es una gran novela negra. Y también nos hablan de sentimientos, rencores y pasiones enfrentadas que suceden en el hoy, pero cuya raíz se encuentra en un pasado oscuro y turbulento.

Emili Bayo, Salvador Balcells, Josep M. Quintana, Fàtima Llambrich y David Marín.

La segunda tanda de novedades fue presentada por el también escritor Emili Bayo y  nos trajo a Salvador Balcells (Procés enverinat), Josep M. Quintana (La noia que va sortir d’un quadre de Botticelli), Fàtima Llambrich (Sense cadáver) y David Marín (Ciutat fantasma). De entre estas, Procès enverinat es la única que forma parte de una serie (quinta entrega del subinspector Emili Espinosa, que se ve involucrado de lleno en la actualidad de la política catalana) mientras que Quintana escribe “una novela con un punto de intriga para explicar cosas de la primera mitad del siglo XX que no pueden explicarse en un tratado de historia”. Sense cadáver, de Fátima Llambrich, es la historia más negra y policíaca, pero no es una novela, sino una investigación periodística basada en entrevistas de la autora a Ramón Laso, psicópata condenado a treinta años de cárcel por el asesinato de su esposa y su cuñado sin que aparecieran los cadáveres. Ciutat fantasma, de David Marín, nos presenta a un protagonista perdido en el laberinto de Barcelona, mientras busca a un compañero desaparecido y, quizás, recuperar su propia vida.

Paco Bescós nos habla de anuncios publicitarios relacionados con el género negro.

La sesión de tarde empezó con una ingeniosa demostración de cómo la publicidad de productos de consumo se inspira en los contenidos del género negro. Paco Bescós, publicista y escritor, arrancó risas y sonrisas con la proyección de divertidos e ingeniosos anuncios publicitarios relacionados con películas noir. Como ejemplo, paródicas interpretaciones de films como Fargo, Skyfall o El Padrino, sirvieron para presentarnos las bondades de una determinada marca de automóviles, cerveza, refresco, café o cualquier otro producto. Y es que “cuanto más se parece la publicidad al género negro, mejor funciona”, aseguró Bescós.

Mesa redonda «Literatura i cinmea negre» con Montse Sanjuan, Anna Maria Villalonga, Charo González Herrera, Judit Colell y Neith Sentis.

Tras esta hilarante demostración, llegó el turno de una de las mesas redondas más esperadas. Literatura i cinema negre reunió a la escritora Anna Maria Villalonga, a las cineastas Judit Colell y Neith Sentis y a la experta en literatura negra, Charo González Herrera. Moderadas por Montse Sanjuan, creadora de la sergent Anna Grimm, todas las participantes estuvieron de acuerdo en que los lenguajes literario y cinematográfico tienen puntos en común y desearon una larga vida a la fructífera relación entre literatura y cine negro. Charo González opina que la literatura inspira al cine, mientras que Judit Colell piensa que ambos se retroalimentan y Villalonga, que “todos estamos muy influidos por la cultura visual”. Sobre el papel de la mujer en el cine negro, Colell se posicionó a favor de los personajes fuertes y en contra de la “mujer florero”. Villalonga, por su parte, resaltó que tradicionalmente los papeles femeninos en la novela y cine negro giraban alrededor de víctimas, femmes fatales o chicas ingenuas, siempre vinculadas a figuras masculinas y reivindicó la lucha contra todos los tópicos, como en Fargo, la película de los hermanos Coen de 1996, con una protagonista femenina (Frances McDormand) embarazada de siete meses, que resuelve el caso alejada de los estereotipos al uso.

Llorenç Capdevila en animada charla con Isabel-Clara Simó.

La proyección del premiado corto A l’ombra de la muntanya, dirigido por Neith Sentis, añadió un toque de terror psicológico al festival, antes de dar comienzo al emotivo homenaje a la escritora Isabel-Clara Simó, reciente Premi d’Honor de les Lletres Catalanes 2017. Acompañada por Llorenç Capdevila, que resaltó su compromiso con el feminismo y con los más débiles de la sociedad, la autora nos habló largamente de la novela policíaca y sus objetivos, de la ciudad como marco donde transcurre la novela negra tradicional, de otras constantes del género, como que “la mujer usa el sexo para incitar al asesinato”,  y también de las premisas que hay que decidir antes de empezar a escribir: ¿Qué tono emplearemos… hablaremos en primera o tercera persona… etc.? Como conclusión, destacar la progresiva presencia de la mujer escritora en el género negro y la función principal de la literatura: entretener.

¡El Segre de Negre, una apuesta ganadora para situar Lleida en el centro del panorama negrocriminal catalán! ¡Nuestras felicitaciones a los organizadores y nos vemos en 2018!

 

Deja un comentario