Angelique entrevista Blog

Angelique Pfitzner nació en Munich (Alemania) en 1969, hija de padre alemán y madre española. Lectora voraz, empezó a escribir a una edad muy temprana y participó en diversos concursos literarios durante su formación académica. Estudió Farmacia y Publicidad y trabaja en un laboratorio farmacéutico. En 2011, debuta en la literatura negra con Compulsiva obsesión. La novela ganó el III Certamen Literario La Isla De Las Letras 2012 en la categoría de Mejor Novela Policíaca. Posteriormente, participa en varias antologías de relatos y obtiene premios y reconocimientos literarios en poesía. En abril de 2015, publica su segunda novela negra, ELDHA, caso cerrado, y en 2016 reedita su primera novela, antes citada. Además, es directora del programa de radio semanal “Una hora con Angelique” y miembro de la junta del Festival de Novela Negra Cubelles Noir.

Háblanos de tus inicios literarios. ¿Cuándo y por qué empezaste a escribir?

Mis precoces lecturas me motivaron a descubrir en profundidad el universo de la lectura. Recuerdo devorar libros y libros en la biblioteca de mi madre. Mitología griega, dioses y hombres, tierras místicas y misteriosas. Ciencia ficción, fantasía, superhéroes. Enigmas sobrenaturales, fantasmas, ovnis. Además de una amplia colección de libros de Agatha Christie cuando de golpe empecé a forjar mis propias historias desde muy pequeña. Zambullir la mente, conectarme a ellas y dejarme seducir con sus personajes en cualquiera de sus formas.   Primero oradas, después escritas.

Tu actividad profesional y literaria revela un ritmo frenético ¿Cuándo escribes?

No tengo horario fijo. Escribo cuando puedo. A veces dos, tres horas, otras veces media hora, EL fin de semana tengo un poco de más tiempo.

¿Qué fue primero: la poesía o la novela negra? Háblanos de tu trayectoria poética literaria.

Primero fue la novela negra. Siempre por impulso de volcar aquello que existe en mi cabeza. En alas de descubrir un mundo alucinante, lleno de intrigas, tensión. Escribo siempre bajo la piel de un hombre. Me siento cómoda, libre. Puedo crear personajes morbosos, oscuros, individuos desestructurados, derrotados, argumentos sórdidos, ambientes degradados. Hombres rodeados de irrespirable atmósfera a humo, con pulmones calcinados, adictos al tabaco negro. Hombres consumidos en alcohol, whisky, vodka, ron. ¿Qué más da? El vicio es quemar la garganta en una catarata de placer supremo hasta llegar a la boca del estómago en pesadas gotas amargas.

Individuos más allá de las novelas que aparecen en poesía, en mi poesía. Canto a la mujer, y siempre omnipresente en cada acción. Un ejercicio supremo de encerrar otros muchos sentimientos de nuestra naturaleza humana. Siempre en la piel de un hombre.

Prresentación Angelique Alibri

Angelique Pfitzner con Xavier Borrell en librería Alibri, Barcelona.

En 2011 publicas Compulsiva obsesión, un thriller psicológico que une los destinos de un atormentado inspector de policía y su psiquiatra para descubrir y detener a un sanguinario violador y asesino en serie. ¿Cómo se gestó la novela?

Atrapada en una hoja de papel en blanco, mis personajes son la antítesis de mí. Sus vidas, formas de comportamiento, vocabulario, no tiene nada que ver conmigo. Soy quien se me antoja ser, sin censuras, barreras, estereotipos, ni juicios previos. Así empezó Compulsiva obsesión, un thriller psicológico que transita entre Tom Hainner, un ex drogadicto convertido en agente de la ley, y su psiquiatra, el Dr. Klaus Hellmut. La búsqueda incansable del asesino de diecisiete chicas en la ciudad de Richmond (Virginia) me llevó a través de un viaje alucinante, gestado desde el principio en un impulso constante de escribir.

Volcar letras, palabras, frases y capítulos, en innegable entrega de continuar, avanzar en los hilos de la trama. Crímenes descritos en ingredientes de tensión, violencia. Personajes duros, llenos de fuerte personalidad, poder de posesión en sus actos. Obsesión por desenmascarar al homicida.

El título “Compulsiva Obsesión” recoge la asfixia, casi incluso patológica del tiempo concentrado en siete horas de reloj, un espacio cerrado, una galería de mentiras. Minuto a minuto, pasado y presente fluyen en toda la novela igual que una secuencia de imágenes. Un culpable de principio a fin.

Compulsiva obsesión resultó ganadora del III Certamen Literario La Isla De Las Letras 2012 ¿Esperabas este premio?

En absoluto. Una novela que salió publicada en noviembre de 2011. Mi primera novela y un año después gana el premio a la mejor novela de género negro en Madrid, en un certamen literario y me entrega el premio el Dr.Cabrera, médico de Cuarto Milenio y España en Directo. No me lo esperaba.

Publicada en 2011 y premiada en 2012, Compulsiva obsesión ha sido reeditada en 2016. ¿Qué destacarías de esta reedición? ¿Alguna diferencia remarcable respecto a la historia original?

Siempre en un trabajo de revisión continua, consideré que podíamos darle un ritmo más veloz con la ausencia de adjetivos repetitivos, adverbios y tiempos demasiado lentos. El contenido no ha cambiado en absoluto. Solo la velocidad.

libros 2 FB

En Eldha, caso cerrado, tu segunda novela, nos cuentas otra historia espeluznante y claustrofóbica, con personajes diferentes, aunque igualmente torturados. ¿Te atrae escribir sobre este tipo de personajes?

Me agrada gritar acerca de la crueldad humana. Un ejercicio supremo de encerrar otros muchos comportamientos. Tensión. Sadismo. Humillación. Abandono. Sin olvidar naturalmente el sexo, en muchas ocasiones carente de esperanza. Extenso abanico de homicidios, luces y sombras, espejo de actos que salpica en desbordada atracción a la lectura. Personajes impregnados de contenidos lejos del límite de la lógica, del control en las riendas del escritor. Dolor y placer. En mi caso nace un disfrute, un vínculo, una rendición a mis personajes. Conocerlos y dejar que crezcan hasta tener su vida propia, volverse más poderosos que yo misma. Al final un rol invertido donde ellos dirigen su autonomía. Mi papel, saber más y más. Llorar y reír. Alcanzar la última palabra de tres letras: FIN

Después no me reconozco y sin embargo existen. Existen en un mundo virtual con nombres, rostros, vidas. Policías desestructurados, lobos solitarios sin necesidad de gabardinas grises. Individuos convertidos en disparidad de periodistas, abogados, médicos. Cloacas abiertas de rabia, locura, debilidades humanas, perversión. Maldad visceral.

Afición por escribir, necesidad  de atrapar a mis personajes y vuelven a escapar. Disfrutar del placer de la imaginación en cada novela y aprender cada día. Escribo porque me gusta.

Tom Hainner es el inspector ex drogadicto de Compulsiva obsesión, y David Hadson, el detective privado ex policía en Eldha, caso cerrado. ¿Has pensado en la posibilidad de iniciar una serie con uno de estos personajes? ¿Volveremos a encontrarlos?

De momento me han regalado mucho y a pesar de no seguir adelante con sus vidas, existen dentro de mis novelas. No tengo presente hacer una saga, pero tampoco descarto esta posibilidad en un futuro.

Firma libros Angelique Alibri

¿Podríamos encontrar algún nexo común entre las dos novelas?

Quizá entre Tom Hainner y David Hadson, su pasado desestructurado, su violencia, la adicción por la bebida. Un perfil de hombre duro y a la vez desestructurado que lleva el hilo conductor de las dos novelas, a pesar de ser dos historias completamente diferentes

¿Cómo escribe Angelique Pfitzner? ¿Decides la trama y el final de la historia antes de empezar a escribir?

Escribo por impulso. Sin argumento previo. Sin galería de personajes. Carente de pasados, presente y futuro. Nunca sé a dónde me llevarán mis personajes, las historias y qué final tendrán. A pesar de eso estoy segura que dentro de mi cabeza existe la estructura perfecta y el hilo conductor de mi pluma.

Volviendo a tus años de formación, ¿cuáles fueron tus autores y novelas favoritas?

El maestro del terror, Edgar Allan Poe y su abanico de obras. El simple arte de matar  (1950), novela de Raymond Chandler.

Actualmente, tus cinco autores y novelas preferidas son…

El médico, de Noah Gordon.

Drácula, de Bram Stocker

Diario de Ana Frank

Hamlet, de William Shakespeare

Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez

Algunos consejos para iniciarse en el arte de la escritura…

Ser escritor no lo eliges.

Es amor a las letras.

El arte más humilde que existe con una gota de tinta, simplemente te escoge.

Desvelar un crimen, castigar al asesino, vitorear casi en público al héroe, cínico y en decadencia.

Plasmar una sociedad que ha perdido sus valores por turbios negocios de droga, prostitución. La obligación moral de investigar hechos, conductas.

Escandalizar y hacer reflexionar al mundo.

Por último, háblanos de tus proyectos de futuro.

A punto de editar mi último trabajo. Mi tercera novela: Big Bang13.  Una antología de 13 relatos míos en género negro. Y sin dejar de escribir, estoy en la trayectoria de mi cuarta novela.

Desde Mucho Más Que Un Libro te deseamos mucha suerte.

Deja un comentario