Josep Camps 2

Foto: Ana Portnoy

Nacido en Barcelona en 1964, Josep Camps desarrolla su labor profesional en el mundo del marketing y las ventas. En 2010 publica el libro de ensayo El comercial. Claves imprescindibles para triunfar en la venta. Admirador confeso de Manuel Vázquez Montalbán y de su personaje, el detective Pepe Carvalho, en 2014 debuta en la narrativa de ficción con la novela Melodía quebrada, que inicia la saga del sargento de los Mossos d’Esquadra, Eutiquio (Tiki) Mercado, un policía atípico y melómano empedernido. En 2016 ha publicado Rezos de vergüenza, segunda entrega de una serie que promete continuidad.

¿Cómo fue este espectacular cambio de registro literario, de la divulgación comercial a la novela negra y policial?

Siempre quise escribir ficción, pero no se daba el momento ni las circunstancias adecuadas.

Tiki Mercado es una singular personificación del antihéroe. Un investigador brillante, más bien solitario, en ocasiones violento, mujeriego, poco dado al compromiso, ex drogadicto… y melómano entusiasta del rock and roll ¿Cómo se gestó el personaje?

Ya sabes, retales de aquí y allá. Construyes un personaje en base a filias, inquietudes, cosas que has visto o te han contado, aspectos vitales importantes para ti. En mi caso, violencia, amor, drogas, sexo, amistad, paternidad, muerte, rock and roll… ¿Un antihéroe? No sé, yo lo concebí como a alguien cercano, un personaje con quien la gente pudiera identificarse fácilmente.

Conocimos a Tiki Mercado en Melodía quebrada. La novela nos presentó a un hombre desencantado y vulnerable, que ya ha superado los cuarenta y lucha para no recaer en la dependencia del alcohol y las drogas que lo llevaron al borde del abismo. ¿Pensabas dar continuidad al personaje tras esta primera aventura?

La verdad es que no. En un primer momento, Melodía quebrada nació sin solución de continuidad, pero parece que la historia y el personaje gustaron y Alrevés, mi editorial, me pidió una segunda entrega.

libros-tiki-mercado

El rock and roll forma parte de la vida de Tiki Mercado ¿También de la de Josep Camps? ¿Qué significa para ti la música y especialmente este género musical?

Sin rock and roll no hay vida. Más allá de un género musical, es una actitud, una manera de ser, sentir y pensar. Pero no me hagas mucho caso, cuando hablo de rock and roll pierdo fácilmente la coherencia.

Tras Melodía quebrada publicas Rezos de vergüenza, con un nuevo caso para Tiki. En esta ocasión se reincorpora a los Mossos d’Esquadra para investigar una serie de muertes vinculadas al Opus Dei. ¿Qué sabes de la Obra, fundada por Escrivá de Balaguer en 1928? ¿Cómo te documentaste?

Realicé un trabajo de investigación concienzudo sobre el Opus Dei. Busqué en libros y hemerotecas, y me vi con personas que en algún momento de sus vidas habían estado vinculadas a la organización. Fue un trabajo pesado, pero enriquecedor.

La novela, de ritmo frenético, a medio camino entre los géneros negro y policial, aborda temas tan actuales y controvertidos como la tentación por el dinero fácil, el infierno de la droga, la violencia y el crimen organizado, la corrupción y la brutalidad policial, el blanqueo de dinero… ¿Te has inspirado en casos reales? ¿Cuánto dirías que hay de realidad y cuánto de ficción?

Personalmente, siempre me ha interesado descubrir lo que hay detrás de personas, instituciones o empresas socialmente respetadas. Creo que hay un lado oscuro en todo. Y ese es el que intento desnudar para el lector. Las historias de mis novelas son ficción pura, no están basadas en hechos reales. Pero podrían llegar a ocurrir, evidentemente.

Con Raquel Picolo y Rezos de vergüenza en la Casa Elizalde. Barcelona.

Con Raquel Picolo y Rezos de vergüenza en la Casa Elizalde, Barcelona.

El rock and roll puede considerarse un personaje más en la serie de Tiki Mercado y acompaña al protagonista durante toda la historia ¿Podemos escuchar las canciones preferidas de Mercado mientras leemos la novela? ¿Nos lo recomiendas?

Claro. Hay una playlist en Spotify con los treinta temas más representativos de la novela. Y otra lista con otras tantas canciones de Melodía quebrada.

Rezos de vergüenza vuelve a poner a prueba la estabilidad emocional de un policía –ahora en excedencia y regentando un bar musical, el Roxette-, que arrastra debilidades y contradicciones muy humanas. ¿Volveremos a sufrir con el personaje en un nuevo y próximo caso?

No lo sé aún. Yo soy de los que terminan vacíos después de acabar una novela. Y ahora mismo estoy exhausto. ¿Sabes? Sufro cuando escribo, nunca encuentro la perfección que busco, nunca. Y eso desgasta mucho. En este momento solo tengo ganas de relajarme y divertirme. Y de leer, por supuesto.

Las dos primeras entregas de la serie se han desarrollado en Barcelona. ¿Consideras esta una ciudad de novela negra? ¿Has pensado dónde y cuándo volveremos a reencontrarnos con Tiki Mercado? ¿Saldremos de Barcelona?

Barcelona tiene una larga tradición de novela negra, pero no creo que sea ni peor ni mejor que cualquier otra localización. Para mí los lugares son algo secundario, si la historia es buena. Sobre si saldremos o no de Barcelona, todavía no lo sé. De hecho, como te digo, ni siquiera sé si habrá un Tiki 3.

¿Cómo escribe Josep Camps? ¿Decides la trama y el final de la novela antes de empezar a escribir?

Antes de coger la pluma he de tener la historia muy madurada. Soy incapaz de sentarme a escribir si previamente no tengo concebido el contenido. Ahora bien, una vez puestos en materia, dejo que la narración evolucione. Y necesito soledad, música y una cajetilla de cigarrillos a mi lado.

Rezos vergüenza Blog

¿Podrías decirnos cinco novelas y autores preferidos de tu época de adolescente?

Hubo un tiempo en el que devoré las novelas de Agatha Christie. También las de Zane Grey. Y guardo un gratísimo recuerdo de aquella época.

Lecturas que recomendarías para jóvenes lectores…

Cualquier lectura es buena, pero quizás les diría que comenzaran por los clásicos de aventuras: Verne, Stevenson, Dumas (padre), Salgari, Twain… Yo lo hice.

Actualmente, tus autores y títulos de novela negra favoritos son…

Últimamente he estado releyendo a Jim Thompson. Los años pasan, van surgiendo nuevos autores, pero él sigue ahí, en su pedestal, por encima de cualquiera. Su prosa no tiene fecha de caducidad. Y estoy descubriendo a Dennis Lehane. De los de aquí, Fernando Marías me ha dejado gratamente noqueado con su Esta noche moriré. También me han entusiasmado El país de los crepúsculos, de Sebastià Bennasar; Lo que nos queda de la muerte, de Jordi Ledesma; Quaderns, de Ramona Solé; y Manguis, de Paco Gómez Escribano.

Y, por último, para terminar, háblanos de tus próximos proyectos…

Recientemente he publicado un relato en la antología No me pises el Chéjov, de Espai Literari. Estoy con un par de relatos para otras dos colecciones y sigo publicando historias de Tiki Mercado en la revistabearn.com. Y en algún momento tendré que plantearme empezar a pensar en escribir una nueva novela. Pero eso será después de comerme los turrones.

Desde Mucho Más Que Un Libro te deseamos mucha suerte.

Deja un comentario