Foto: M.A. Álvarez

Nacida en Sevilla en 1984, M. A. Álvarez es licenciada en Bellas Artes y su trabajo está enfocado a la escritura, el dibujo y el diseño gráfico, presentados en su web http://www.xilili.eu. En el año 2011 fue ganadora de dos concursos de relatos: la XVI Convocatoria del Certamen Literario Carmen Conde, en su IX Edición de cuentos, organizada por Grupo Aldea (Asociación Literaria de Escritores Andaluces) y el Concurso “Leyendas Becquerianas” organizado por la Biblioteca Pública de Ginés (Sevilla). En 2016, publica su novela El rostro en el laúd, a medio camino entre el terror, la ciencia ficción y el suspense, finalista en el I Certamen Internacional de Novela Fantástica y de Terror ‘Dagon’. Con Casos descartados, su segunda novela publicada, aunque fue escrita en primer lugar, se adentra en el mundo de los relatos detectivescos con toques de humor combinados con el misterio y la intriga de la literatura policial.  

Cuéntanos cuándo empezaste a escribir y qué te impulso a hacerlo.

Desde que era pequeña, me encanta crear historias, y me inicié en este mundillo a través del guión derivado del cómic. Cuando iba a primaria, asistí a unas clases de dibujo y cómic en las que trabajábamos mucho el tema del guión: cómo plantear las historias, sus partes, la división en secuencias… y aprendí muchísimos conceptos sobre plantear un argumento. Yo creo que esta etapa fue mi primer paso.

Mucho más adelante, también por mi gusto por el dibujo, decidí estudiar Bellas Artes y me dedicaba a hacer muchos proyectos a nivel personal escribiendo historias, guiones para luego dibujarlos, etc. Y sentía la necesidad de convertir mi gusto por crear historias en algo profesional.

En el año 2011, tras haber acabado los estudios, me presenté a mis dos primeros concursos de relatos y gané los dos, lo que me hizo muchísima ilusión y supuso para mí un gran empujón para seguir escribiendo. Me embarqué entonces en la escritura de mi novela Casos descartados y a buscar diversas opciones de publicación de relatos: certámenes, antologías… y muchos de los que he escrito han sido publicados e incluso leídos en la radio.

¿Te iniciaste en la escritura con microrrelatos o relatos cortos o pasaste directamente a la novela?

Un poco en relación con la pregunta anterior, ya me había iniciado con la escritura de historias cortas y largas antes de presentarme a los concursos durante mucho tiempo, aunque sobre todo era a nivel personal. Tras acabar la carrera, comencé a querer llevarlo más allá y empecé a buscar todos los caminos posibles: certámenes, concursos, antologías…

Debutaste en la novela con El rostro en el laúd, un original relato de género fantástico y de terror narrada por tres personajes y que gira en torno a una leyenda que pesa sobre un antiguo laúd. ¿Podrías contarnos cómo fue el proceso de creación de la novela? ¿Decidiste la trama y el final antes de empezar a escribir?

Esta novela surgió de una idea que tuve, me dije: “quiero hacer una novela de terror sobre un juglar”

Esto se debe a que la figura del juglar es un personaje histórico que me gusta mucho y decidí unirlo al género de terror, que es uno de mis favoritos.

Partiendo de esto, comencé a darle vueltas a la historia y una idea me llevó a otra y a otra y así hasta que fui decidiendo todos los aspectos de la novela, como ubicarla en una ciudad real (Sevilla), introducirle datos históricos y además crearla con una estructura diferente: una historia narrada por tres personajes, cada uno con la voz de un tipo de narrador.

El final de la historia me lo dio la propia protagonista de la novela, Julia, a medida que fui escribiendo y llegué a un punto clave de la narración. Tuve muy claro cómo actuaría en esa parte en concreto y de ahí ya surge la parte final.

En Casos descartados, tu segunda novela publicada, observamos un cambio de registro. En esta ocasión, no se trata de una novela de terror y ciencia ficción sino de una novela de corte policíaco, con altas dosis de humor, misterio e intriga, con relatos (casos) independientes que se van encadenando unos con otros hasta llegar a un sorprendente final. ¿Cómo se gestó la novela?

Al igual que el terror, el humor es otro de mis géneros favoritos.

Esta novela surgió porque, en el año 2011, tras ganar los premios literarios, quise volver a repasar conceptos sobre escritura y me apunté a un curso de relatos. Una de las actividades del curso consistía en escribir un relato de época y proponían el siglo XIX. Entonces hice esta actividad y el relato resultante se ha convertido ahora en el primer capítulo de la novela: “El caso del alquimista”.

Escribí este caso a modo de relato para la actividad y la profesora del curso me animó a seguir realizando más capítulos porque me comentó que había tenido una buena idea. Seguí escribiendo más casos hasta que fui componiendo la novela completa. De alguna forma relacioné casi automáticamente el siglo XIX con el tema detectivesco.

Por otra parte, este capítulo inicial lo escribí estando de vacaciones en la costa y de ahí surgieron muchas ideas: que la ciudad estuviese junto al mar, la aparición de un faro en este primer caso…

Sigmund Sikerteils, el “detective” despistado de “Casos descartados“.

Junto al protagonista de Casos descartados, el entrañable y despistado Sigmund Sikerteils, el lector iniciará un viaje que le llevará a enfrentarse a secuestradores, vaqueros sin rostro, vampiros, fantasmas, espectros, encantadores de serpientes, bandas de ladrones, estafadores y asesinos escurridizos. ¿Te inspiraste en algún personaje real o literario para crear a este antihéroe tan peculiar?

Este personaje surgió a partir de otro personaje que ya tenía creado con unas características muy similares y quería verlo inmerso en alguna historia. Así fue el inicio, después lo fui completando precisamente procurando crearle actitudes muy opuestas a personajes literarios del género. Por ejemplo, no resuelve los casos con inteligencia, no es meticuloso, es despistado…

Carlotta, la asistenta de Sigmund Sikerteils, colabora con él en numerosos casos y se revela como una mujer de muchos recursos. En ocasiones, forman una pareja investigadora sorprendentemente eficaz. ¿Te has basado para crearlos en algún dúo investigador de los muchos que pueblan la literatura policial?

A mí me gusta bastante crear dúos de personajes y para crearla a ella pensé en un personaje que fuera la contrapartida de Sigmund. Que uno complementase al otro y que fueran muy diferentes.

La novela consta de veintidós casos ¿Podrías decirnos tus tres relatos favoritos y por qué?

Mis tres casos favoritos son: “El caso del alquimista”, porque es el primero y de aquí surgió todo. Es un caso al que le tengo mucho cariño. Y luego están  “El caso del payaso fantasma” y “El caso del espectro del museo” porque me lo pasé genial escribiéndolos y tengo muchas anécdotas en torno a ellos con las que me río todavía al recordarlas.

El caso del payaso fantasma“, uno de los relatos favoritos de la autora, M.A. Álvarez.

Junto a las situaciones hilarantes protagonizadas por Sigmund y Carlotta, Casos descartados contiene pinceladas sobre temas sociales de actualidad: el secuestro de niños, las desigualdades y falta de oportunidades que pueden llevar a delinquir, el chantaje, la censura, el soborno, la corrupción, los negocios sucios de los poderosos… ¿Qué mensaje querrías resaltar de tu novela?

No es que pretendiera “hacer crítica” desde un principio, pero es evidente que en este tipo de historias hay temas que no se pueden pasar por alto. Y creo que si surge la más mínima posibilidad de criticar una injusticia, el hacerlo está más que justificado.

Aunque el mensaje que me gustaría resaltar es aquel que siempre pongo en la dedicatoria de este libro: “Nunca descartes lo imposible”.  Cuando estemos luchando por conseguir algo, por muy insólito que parezca, si creemos en ello se puede alcanzar.

¿Tendrá continuidad Casos descartados? ¿Volveremos a encontrar a sus personajes?

Me encantaría. Tengo muchas ideas para nuevos casos y situaciones, pero me gustaría ver cómo reaccionan los lectores a la novela, qué acogida tiene… Haber publicado dos novelas tan recientemente es algo nuevo para mí y quiero ver cómo se van desarrollando los acontecimientos.

Me resulta curioso que en ambas novelas muchas personas me han preguntado si van a tener una segunda parte. Eso me alegra mucho porque creo que es buena señal, ya que me dicen que quieren conocer más.

¿Relato corto o novela? ¿Qué prefieres?

Lo que más me gusta es el microrrelato por un lado y la novela por el otro, los dos extremos.

El microrrelato por el efecto que se puede llegar a dar en pocas líneas, es un escrito que impacta. Y la novela porque puedo desarrollar una historia larga con sus personajes, existe una inmersión muy importante en la trama por parte del escritor y es una experiencia magnífica.

¿Quién teme al “vaquero sin rostro”?

¿Y para los autores que empiezan a escribir? ¿Podrías darles algunos consejos?

Que conserven siempre la ilusión, que trabajen duro y sobre todo que tengan mucha PERSEVERANCIA y paciencia.

Tus cinco novelas favoritas son…

El Gato Negro y Otros Relatos, de Edgar Allan Poe. En concreto es un libro de una colección de clásicos universales del 94 y me gusta especialmente porque la traducción es muy buena. Además fue lo primero que leí de este autor y para mí supuso un antes y un después.

El Extraño Caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde, de R. L. Stevenson. Esta novela me gusta porque me sorprendió mucho y se ha convertido en una de mis favoritas. Conocía a los personajes por la infinidad de adaptaciones cinematográficas, pero la novela supera con creces todo lo que se haya hecho sobre ellos a nivel televisivo.

El Vizconde Demediado, de Italo Calvino. Me parece una novela muy original. En mi blog tengo una ilustración de unos de los personajes que realicé para una iniciativa de dibujo. Dejo el enlace a modo de curiosidad: http://auxilili.blogspot.com.es/2015/08/sketchbook-blogger-8-personaje-de-un.html

El Bufón, de Christopher Moore. Esta novela fue empezarla y comencé a sentir curiosidad por conocer más y más de una manera trepidante. La forma en que está contada, el género… Todo me sorprendió mucho.

Colección de Relatos, de H.P. Lovecraft. Una edición que recopilaba numerosos relatos del autor que también encontré muy interesante.

Estos escritores, junto con otros, se han convertido para mí en grandes referentes.

Por último, ¿Puedes adelantarnos algo sobre tus proyectos de futuro?

Actualmente estoy escribiendo mi tercera novela y estoy volcada en ella con mucha ilusión porque sus protagonistas son personajes que tengo creados desde hace muchísimo tiempo. El contexto de la historia es medieval, época en la que tengo muchas ganas de escribir una historia larga porque siempre me ha gustado. Y una novedad es que en esta novela incluiré ilustraciones.

Desde Mucho Más Que Un Libro te deseamos mucha suerte.

Deja un comentario