Con Graziella Moreno en la librería La Impossible, Barcelona.

¿Aceptarías regalos, aparentemente inocuos, como una recompensa adicional en tu cometido profesional? ¿Cuánto es de fina la línea que separa lo correcto de lo incorrecto? ¿Por qué es tan fácil corromper al ser humano? De todo esto y mucho más nos habla Flor seca, tercera novela de la juez y escritora Graziella Moreno. El martes, 4 de julio, Mucho Más Que Un Libro tuvo el placer de conversar con la autora junto a un público lector entregado en la librería La Impossible, de Barcelona.

La juez Sofía Valle, el inspector Enda Rivas y los mossos d’esquadra Anna y Víctor, personajes protagonistas de Flor seca, son viejos conocidos de los lectores de Juegos de maldad, primera novela de Graziella Moreno, finalista al Premio Mejor Novela Negra en castellano Cubelles Noir 2016. “Aunque no pensaba iniciar una serie, me di cuenta de que los personajes de Juegos de maldad tenían más recorrido. En Flor seca aparecen los mismos protagonistas y alguno más, los acompañamos en su evolución y hablo de la corrupción del día a día, que puede pasar inadvertida hasta que es demasiado tarde, y de otros temas que me interesan”, explicó la autora.

Imágen de la presentación de Flor seca en La Impossible.

Flor seca arranca con el descubrimiento del cadáver de una mujer cubierto con pétalos de lavanda y la cara destrozada. El crimen destapará un caso de corrupción en la Policía Nacional que afectará la vida profesional y personal del inspector Rivas y pondrá en marcha una investigación dirigida por la juez Sofía Valle. Pero en Flor seca el lector encontrará mucho más que una trama de corrupción policial, mientras se adentra en los entresijos de los juzgados y constata su desesperante falta de medios, descubre las maravillosas historias de la mitología griega y el fascinante mundo del tatuaje y se desespera ante la lacra del maltrato físico y psicológico.

Nacida en Barcelona en 1965, Graziella Moreno Graupera estudió Derecho en la Universidad de Barcelona (UB) y desde 1991 trabaja en la Administración de Justicia. En 2002, ingresó en la carrera judicial, y sus primeros destinos fueron los juzgados de instrucción de Amposta, Gavá y Martorell. Actualmente, es jueza en un juzgado penal de Barcelona. En 2015 publicó su primera novela, Juegos de Maldad, escrita para “para dar a conocer el día a día de un juzgado de instrucción, cómo se mueven en la vida real los jueces, secretarios, fiscales, policías, forenses, alejado todo ello del funcionamiento del CSI americano” explicó. En 2016 publicó su segunda novela, El bosque de los inocentes, más fantástica y personal, en la que nos habla de los delitos contra los más indefensos, los niños. Flor seca, publicada en 2017, sumerge al lector en otra apasionante investigación y, para disfrute de todos, según nos asegura la autora, tendrá continuidad.

¡No te la pierdas!

Deja un comentario