Con un espléndido cóctel de despedida en los jardines del Cuarto Real de Santo Domingo, Granada Noir3 se despidió de los amantes del género negro hasta 2018. Atrás quedaron inolvidables días de charlas, encuentros, proyecciones de películas, gastronomía, cervezas y poesía, entrega del premio GRN3 y otras atractivas actividades pensadas y organizadas para disfrute de todas las edades en un festival patrocinado por CajaGranada Fundación y Cervezas Alhambra.

Aunque no todo ha terminado, pues el próximo viernes, 20 de octubre, Petros Márkaris, el narrador de la crisis en Grecia a través de su comisario Kostas Jaritos, estará en el Centro Lorca hablando con Jesús Lens, director de GRN3, de su última novela Offshore y otras interesantes cuestiones de actualidad, sin olvidar los esperados pases de inolvidables films negros que seguirán proyectándose los martes de octubre, noviembre y diciembre en el Teatro CajaGRANADA. Si estáis en Granada ¡No os lo perdáis!

Juanfran Cabrera, Enrique Bonet, Alejandro Pedregosa y Fernando Marías nos hablaron de Lorca , como personaje literario.

Mucho Más Que Un Libro aterrizó en Granada el lunes 2 de octubre y descubrió a Federico García Lorca, como personaje literario de la mano de Fernando Marías, Enrique Bonet, Alejandro Pedregosa y Juanfran Cabrera en el Palacio de los condes de Gabia. “Fue absolutamente rompedor en cuanto a lo profesional y revolucionó el teatro, la poesía y la forma de acercar la cultura a la gente”, reflexionó Fernando Marías, mientras que Alejandro Pedregosa recordó la frase del malogrado poeta a sus padres “dejadme las alas que yo os prometo que volaré bien”. Así lo hizo y todavía fantaseamos con lo que podría haber hecho si no hubiera sido asesinado aquel aciago 18 de agosto de 1936 en los campos granadinos.

Un caso para Detectives en tándem, representados por Alfonso Salazar y Alejandro Pedregosa, de la Escuela de escritores.

Los duelos de detectives representados por Alfonso Salazar y Alejandro Pedregosa, de la Escuela de escritores, nos acercaron el martes 3 de octubre en el Teatro CAJAGRANADA,  a Miss Marple y Lisbeth Salander, que investigaron el misterio que rodea el secuestro y asesinato de las niñas de Alcasser ocurrido en noviembre de 1992, con un supuesto asesino, Antonio Anglés, al que se tragó la tierra. El miércoles 4, Philip Marlowe y Pepe Carvalho indagaron en el caso de los marqueses de Urquijo, muertos a tiros mientras dormían en su domicilio de Somosaguas (Madrid) el 1 de agosto de 1980. Su yerno, Rafael Escobedo, principal sospechoso del doble crimen, fue condenado a 53 años de prisión aunque siempre se declaró inocente. Por último, el jueves 5, en el Hotel Alhambra Palace, el alemán Bernie Gunther y el ruso Erast Fandorin colaboraron para dilucidar el caso de la gran duquesa Anastasia, la hija menor del zar Nicolás II. ¿Fue realmente asesinada junto a sus padres y hermanos el 17 de julio de 1918 en Ekaterinburg? ¿o sobrevivió tal como cuenta la leyenda y se convirtió en Anna Anderson, la mujer que reclamó ser Anastasia y que murió en 1984? La respuesta es rotundamente NO y las pruebas de ADN que se practicaron a los restos de Anderson en los años 90 demostraron que se trataba de una impostora.

Víctor del Árbol y Toni Hill desvelaron algunos secretos de Por encima de la lluvia.

Tras tanto crimen y accidentadas investigaciones precisábamos de una bocanada de aire fresco que nos facilitó Víctor del Árbol en animada charla con Sergio Vera, director del festival de Las Casas Ahorcadas, sobre Por encima de la lluvia, la última novela de del Árbol. Por primera vez, esta es para el autor “una novela optimista, en la que se habla de la vejez y la enfermedad, de las últimas vidas, pero desde la normalidad” porque la vejez es un premio, la culminación del viaje de la vida, a la que no todos llegamos. Protagonizada por Miguel y Elena, dos personas mayores que se conocen en una residencia para gente rica, Por encima de la lluvia nos cuenta cómo nace entre ellos la camaradería, la amistad y, por último, el amor, “porque los años nos lastran, pero el deseo permanece intacto”. Sin duda, su lectura es muy recomendable.

Jesús Lens habla con Toni Hill sobre Los límites del género negro y Los ángeles de hielo.

El viernes, 6 de octubre, nos encontramos con Toni Hill y Los límites del género negro en El Pescaíto de Carmela. Y, entre cervezas, hablamos largo y tendido de Los ángeles de hielo, la última novela del autor, una obra con tintes góticos ambientada en 1916 y que “trata de la locura entendida como una obsesión que provoca que una persona cuerda pierda absolutamente el sentido”. Esto es lo que sucede a principios del siglo XX en un internado de señoritas. “Aparece el mal y este es contagioso, lástima que no ocurra lo mismo con la bondad”, lamentó Hill.

María Martín Titos presenta Los santos custodios, de Rafael Escuredo.

Una suculenta comida para recuperarnos de tanta maldad y nos dirigimos al Cuarto Real de Santo Domingo que nos recibió con una dramatización de “El número 13”, relato de terror del escritor británico M.R. James (1862-1936), que dejó temblando al respetable.

Sin tiempo para el respiro, asistimos a la presentación de Los santos custodios, la última novela de Rafael Escuredo, que denuncia la pedofilia en la Iglesia y la implantación de la mafia rusa en España. “La novela negra sirve para criticar la sociedad dónde uno vive y los libros nos hacen la vida más llevadera”, opinó el autor.

Una oferta que no podrás rechazar ¿Te atreves a escucharla?

Una oferta que no podrás rechazar. El Padrino y el management empresarial arrancó sonrisas y risas a los allí congregados mientras tomábamos buena nota de las propuestas comerciales de la mafia para hacer funcionar un negocio cuyo objetivo final es ganar dinero. Para muestra: “no intrigues si no quieres acabar en el maletero de un coche (a no ser que sea para ganar)”, “si no tienes fuerza suficiente, no pierdas la calma y espera, porque el momento de actuar es muy importante” o “hacer cosas por los demás es fundamental porque algún día podrás pedir algo a cambio” y, lo más importante, “tener un objetivo claro y concreto, saber lo que quieres hacer, cuándo, cómo y dónde, para terminar haciéndolo”. Un cursillo acelerado que terminó con esta frase del escurridizo mafioso Al Capone: “Se puede conseguir más con una palabra amable y una pistola que solo con una palabra amable”. ¡Así cualquiera!

Quico Chirino, Juan Ramón Biedma y Paco Gómez Escribano nos mostraron El lado oscuro de la ciudad.

Tras la mafia, nos sumergimos en El lado oscuro de la ciudad, un paseo con Quico Chirino, Juan Ramón Biedma y Paco Gómez Escribano que reiteraron su convicción de que la novela negra es un género urbano. Quico Chirino contó que llegó a ella desde el periodismo, “para contar lo que no quieren que se sepa” y en su novela (A la izquierda del padre) “hay cosas que han ocurrido, otras podrían haber ocurrido y otras han ocurrido de forma desmesurada”, mientras que Juan Ramón Biedma reitera que la novela negra ha de ser comprometida y retratar la perversión de la ciudad, como la que se respira en el Londres de 1891 (Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado) “donde gente que nadie quería ver vendía hasta la ropa que llevaba puesta y vivía en buhardillas sin ningún mueble”. Por su parte, Paco Gómez Escribano destacó su predilección por la novela negra urbana “vista desde el lado de los malos”, caso de su primera novela, Yonqui. “Creo que un novelista ha de hablar de lo que sabe. Yo procuro explicar la irrupción de la heroína en barrios de España, los muertos y la delincuencia que generó”, explicó.

Vuelvo a Granada, vuelvo a mi hogar nos trajo a Álvaro Botija, Susana Martín y José María Espinar. Presenta: Sergio Vera.

Y llegamos a nuestro último día en la ciudad de La Alhambra. Tras una mañana de descanso, volvimos puntualmente al Cuarto Real de Santo Domingo donde nos esperaba una nueva presentación de libros con Álvaro Botija, Susana Martín, José María Espinar y Sergio Vera, que actuó como presentador. Operación Matrioska, de Álvaro Botija, trata el tema de la droga y nos lleva de viaje a Rusia sin movernos de casa, pues el autor vivió siete años en Moscú, mientras Susana Martín nos habló de la serie de novelas negropolicíacas protagonizadas por la oficial de policía negra Annika Kaunda, especialista en temas de género (Más que cuerpos, Desde la eternidad y Vino y pólvora). El peso del alma, de José María Espinar, XX Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe, nos presentó al detective Milton Vértebra, un personaje honesto y perdedor. “La novela es una reflexión de cómo el ser humano, que es capaz de lo más sublime, también es capaz de estropearlo todo”, opinó el autor.

Toni Hill y Pere Cervantes fantasearon sobre el más allá… aunque mejor, estar en el más acá.

El eterno debate sobre si hay o pudiera haber alguna cosa más allá de la muerte reunió a Toni Hill y Pere Cervantes, dos primeros espadas de la literatura negra que transitan por este inquietante tema en sus últimas novelas, Los ángeles de hielo y Tres minutos de color. “Como autor considero fascinante imaginarme un más allá, aunque no necesito estar en el más allá para inventarme algo”, apuntó Toni Hill, quien también considera que “la religión da respuestas porque la gente necesita creer que hay algo”, mientras Pere Cervantes confesó que en Tres minutos de color quería escribir sobre el fenómeno de las ECM (experiencias cercanas a la muerte), pues “aunque no tengo miedo a morir, sí lo tengo a que no haya nada y a que todo sea un sinsentido”. Muy interesante, aunque no nos cabe ninguna duda de que todos preferimos quedarnos en el más acá y dejar para más adelante el descubrir que hay (si hay algo) en el más allá.

Javier Valenzuela, Quico Chirino y Mariano Sánchez Soler, entre periodistas anda el juego.

Como colofón, y para volver a la vida, nada mejor que una mesa redonda entre periodistas con Javier Valenzuela (Limones negros), Quico Chirino (A la izquierda del padre) y Mariano Sánchez Soler (Nuestra propia sangre). Todos coincidieron en que un periodista cuenta la realidad “y si se pone a novelista lo lógico es que se meta en el género negro” porque el periodista no puede publicar lo que no puede probar, pero el novelista , siempre que sea creíble y verosímil.

Y volvemos al principio de nuestra crónica, con libros, merchandising y un espléndido cóctel ofrecido por cervezas Alhambra para despedir un festival que ya es uno de los referentes en el panorama negroliterario de nuestro país. ¡Broche de oro para una semana magnífica!

¡Un brindis por Granada Noir 3 y muchas gracias a los organizadores y a todos los que lo han hecho posible! ¡Nos vemos en 2018!

Deja un comentario