Herencies colaterals

Cuando el abogado Ernest Claramunt firma un acuerdo con la octogenaria Francesca Puigmajor para pasarle una pensión vitalicia a cambio de la herencia de su magnífico piso en el Eixample barcelonés, está convencido de que ha hecho un buen negocio. Así arranca Herències col·laterals, la última novela de Lluís Llort, publicada en la colección La Negra de RBA La Magrana.

Pero podría suceder que pasaran los años y que la anciana se resistiera a morirse o que el abogado muriera antes que ella y que la familia se viera obligada a seguir pagando la pensión y ya no pudiera hacerlo. Quizás entonces los “herederos” empezarían a plantearse acciones alternativas… y el negocio millonario dejaría de serlo para transformarse en una burla del destino.

Nacido en Alicante en 1966, pero afincado en Barcelona desde los tres meses, Lluís Llort es periodista y escritor. El autor reconoce que “en prácticamente todos sus títulos hay una parte, e incluso un todo, de novela negra”. Publicó Tardor, su primera novela, en 1999, seguida por Maleit Montjuïc (2000), Camaleó (2001), Trenta-dos morts i un home cansat (2004), La imperfecció de les bombolles (2009) y Si quan et donen per mort un dia tornes (2012). En esta última obra, la trama gira en torno a la historia oculta de Agustí García, un joven de 17 años que desapareció en Pamplona, durante los Sanfermines. Catorce años más tarde, un 22 de diciembre, el joven -ya con 32- vuelve a casa de sus padres. No quiere explicar nada ni que nadie le haga preguntas.

Herències col·laterals, la última novela de Llort, nos cuenta dos historias entrelazadas a lo largo de los años. Y mediante grandes dosis de ironia y humor negro aborda cuestiones tan actuales como el maltrato, la violación, el asesinato por venganza, la influencia en el presente de las acciones del pasado, las dificultades de las relaciones familiares o la problemática de  la ancianidad.

¡No os la perdáis!

Deja un comentario