crímenes rue Morgue

Dos mujeres, Madame L’Espanaye y su hija, aparecen asesinadas en su casa de la Rue Morgue, una populosa calle de París. La policía se ve impotente para esclarecer los hechos, pero un brillante detective aficionado, Chevalier Auguste Dupin, conseguirá esclarecer un asesinato sin motivo aparente, a partir de la observación y la deducción.  Los crímenes de la Rue Morgue (The Murders in the Rue Morgue), escrito en 1841 por Edgar Allan Poe está considerado el primer relato policial de la historia de la literatura.

C. Auguste Dupin volverá a aparecer colaborando con la policía en El misterio de Marie Rogêt (1842) y La carta robada (1844), y se convertirá en predecesor de muchos detectives de ficción, en especial de Sherlock Holmes, el más popular de todos, nacido de la pluma del médico y escritor escocés Arthur Conan Doyle en 1887, con la novela de misterio Estudio en escarlata. El mismo Conan Doyle reconocía en 1909 que una de sus fuentes de inspiración para crear su famoso personaje provenía de la lectura de los casos de Dupin.

Edgar Allan Poe (1809-1849), escritor, poeta, crítico literario y periodista romántico estadounidense, no tuvo una vida fácil. Huérfano desde su más tierna infancia, fue adoptado por John Allan, un rico comerciante de Richmond, Virginia, pero las desavenencias con éste provocaron la ruptura entre ambos. Tras servir en el ejército, Poe se convirtió en periodista y trató de vivir de la literatura sin mucho éxito. Considerado uno de los maestros del relato corto, fue también renovador de la novela de terror y de ciencia ficción e inventor del género detectivesco. Entre sus obras más celebradas, además de la serie del detective Auguste Dupin, se encuentra el poema narrativo El cuervo (The raven) publicada en 1845, La caída de la casa Usher (1839) y El escarabajo de oro, de 1837, un relato sobre la búsqueda del tesoro de un antiguo pirata. Muchos de los cuentos de Poe han sido llevados al cine.

Deja un comentario