Joc brut

Fue la primera colección de novela negra en catalán. La mítica Cua de Palla inició su aventura en 1963, dirigida por Manuel de Pedrolo (1918-1990) con un objetivo claro: ampliar la base de lectores en lengua catalana facilitando a los aficionados al género negro la lectura en catalán de las obras de sus autores preferidos.

Sin embargo, en 1970, con 71 títulos publicados, La Cua de Palla se vio obligada a echar el cierre debido a su inviabilidad comercial. La iniciativa, avanzada a su tiempo, se enfrentó a una serie de circunstancias adversas que no logró superar. Entre estas destacaremos los problemas con la censura franquista y la falta de tradición de lectura en catalán.

Pero no todo fue mal. Muchos apasionados seguidores de la novela negra y policíaca reconocen a La Cua de Palla como la colección que despertó su afición al género negro. En siete años se publicaron 71 títulos en catalán de autores clásicos tan reconocidos como Georges Simenon, Dashiell Hammett, Raymond Chandler, John Le Carré o Chester Himes. El propio Manuel de Pedrolo publicaría aquí dos novelas negras: Joc Brut (1965) y Mossegar-se la cua (1968).

Joc brut, considerada una de las mejores novelas negras catalanas, fue escrita por Manuel de Pedrolo en nueve días. La novela nos cuenta la historia de Xavier, un joven seductor y ambicioso, que comete un asesinato a instancias de Juna, una mujer de la que se enamora perdidamente y que le abandonará. El relato, escrito en primera persona por el asesino-víctima, se estructura en cuatro capítulos: “El projecte”, “Els fets”, “La recerca” y “Les explicacions”, y gira en torno al engaño, la traición y la avaricia que domina amplios sectores de la sociedad.

La azarosa historia de La Cua de Palla, que es también la de los últimos cincuenta años del mundo editorial en el contexto de la novela negra y policíaca, ha sido analizada en el libro [Enlace retirado]. La obra, escrita por Jordi Canal y Álex Martin Escribà y publicada por editorial Alrevès,  se revela de lectura imprescindible para todos los aficionados a la Historia y seguidores de la literatura negrocriminal en lengua catalana.

Deja un comentario