Pere Cervantes en la presentación barcelonesa de Tres minutos de color.

Pere Cervantes nació en Barcelona en 1971. Es subinspector de la Policía Nacional y jefe del Grupo de Investigación Tecnológica (GIT) de Castellón, y fue observador de paz de la Unión Europea y la ONU en Bosnia y Kosovo, respectivamente. Debutó en la literatura en 2004 y entre otros libros ha publicado Tranki [email protected] (2012) e Internet Negro (2015), escrito a cuatro manos con Oliver Tauste, para dar a conocer y proteger a niños y adultos de los peligros de Internet y del lado oscuro de la red. Sus dos primeras novelas negropoliciales, No nos dejan ser niños (2014) y La mirada de Chapman (2016), transcurren en Menorca, donde estuvo a punto de instalarse en 2005. Tres minutos de color es su tercera novela negra, “una historia transgresora que se abre a un público más amplio al que no se llega con la novela negra más canónica”. Hoy, para los lectores de Mucho Más Que Un Libro, nos recomienda algunas de sus lecturas favoritas:

Corrupción policial, de Don Winslow, el aclamado autor de El Cártel y El poder del perro, nos relata una arrolladora historia de codicia y violencia, protagonizada por Denny Malone, un condecorado sargento del Departamento de Policía de Nueva York que es a la vez «el rey de Manhattan Norte». Malone y sus hombres son los más listos, los más duros, los más rápidos, los más valientes… y los más corruptos.

Crónica sentimental en rojo, Premio Planeta 1984, de Francisco González Ledesma, catapultó al estrellato literario al inspector Ricardo Méndez, un investigador sesentón y solitario, de aspecto descuidado y devorador de libros. Méndez conoce a la perfección la cara más sórdida de Barcelona, esa que se esconde a los turistas y por la que transitan borrachos, mafiosos, putas y travestis, esa que Crónica sentimental en rojo retrata a la perfección a partir de la investigación de un asesinato en la playa. Esta primera novela protagonizada por Méndez nos sumerge en las entrañas de Barcelona, en los despachos de sus abogados, las elegantes residencias y los tugurios donde malviven los que no tienen futuro.

Soleà, de Jean Claude Izzo, es la tercera entrega de la Trilogía marsellesa, tras Total Khéops y Chourmo. Según explica el propio autor “nada de lo que se cuenta en la novela ha sucedido, pero ante la lectura diaria de los periódicos mi historia acaba tomando a la fuerza los caminos de lo real. Al fin y al cabo, todo ocurre en la realidad. Y el horror, en la realidad, supera –y con mucho– cualquier ficción imaginable. En cuanto a Marsella, mi ciudad, siempre a medio camino entre la tragedia y la luz, se hace eco de lo que nos amenaza.” ¡Imprescindible!

La dona de gris, primera novela negra de Anna Maria Villalonga, divulgadora e investigadora del género negro y alma del blog A l’ombra del crim. La trama arranca con “una mujer bastante gris y un hombre también gris que empieza a acosarla”. El lector encontrará una novela de sentidos, de sensaciones, de perfumes y olores, que refleja cómo los pequeños detalles del día a día influyen en nuestra vida cotidiana. Y, a la vez, se trata de una novela de personajes “y de lo que pueden hacer en un momento concreto, de sus reflexiones… y de si son capaces de evolucionar o no”. ¡Muy recomendable!

Sucios y malvados, segunda novela negra de Juanjo Braulio, denuncia la violencia contra las mujeres en forma de asesinatos y prostitución obligada. Un grupo de prostitutas que acuden a rezar a la Virgen de las Rameras en un edificio abandonado; un músico que jamás ha logrado superar el secuestro que sufrió cuando era niño; un abogado sin escrúpulos; un notario con oscuros gustos sexuales; un contenedor de transporte marítimo con un siniestro contenido; un hombre que aparece ahorcado en un lugar exacto donde estuvo hace siglos la entrada al barrio de los burdeles… Un macabro juego que sumergirá al lector en las profundidades y los secretos de la Valencia más oscura.

Un viaje solo para hombres, de Raúl Ariza, nos presenta a Santiago Albiol, un hombre que acaba de matar a su esposa y huye con su hijo, de apenas cinco años, rumbo a lo desconocido. Dos años después de ese luctuoso hecho, Jorge Canal, arquitecto y escritor decide escribir una novela que cuente la historia de Santiago. Viviremos en vilo el desarrollo de las dos historias: la huida de Santiago en un viaje imposible y la obsesión de Jorge por plasmar la historia de tan execrable crimen, sin sospechar que los desenlaces de una y otra trama están conectados.

Open, del premio Pulitzer J. R. Moehringer, no es una novela negra, sino una absorbente narración psicológica y autobiográfica del ex jugador de tenis y número 1 del mundo, Andre Agassi. Narra la historia de un hombre que debió enfrentarse a las presiones de su familia y de la fama, pero que siempre conservó el valor de la amistad y un sentido altruista de la vida. En esta cautivadora autobiografía, Agassi revela, con sentido del humor y ternura, una vida definida por la contradicción entre un destino impuesto por su padre, obsesionado en convertirlo en un astro del deporte, y el anhelo por complacer a quienes lo han sacrificado todo por él.

Contra el tiempo, de Luciano Concheiro, finalista del 44º Premio Anagrama de Ensayo, nos habla del mundo contemporáneo y de la velocidad de vértigo que explica en buena medida cómo funcionan hoy en día la economía, la política, las relaciones sociales, nuestros cuerpos y nuestra psique. En este lucido ensayo que rebosa inteligencia crítica, el autor no se limita a reivindicar la contemplación meditativa y la plácida celebración de lo aparentemente nimio: su mirada analítica va más allá, e indaga en el capitalismo obsesionado por el beneficio permanente, la política marcada por el cortoplacismo y las sociedades contemporáneas que generan individuos estresados y ansiosos.

¿Las habéis leído todas?

Deja un comentario