El franctirador

El 27 de febrero, Albert Pijuan presentó su primera novela negra, El franctirador, en la librería La Central de Barcelona, en un acto conjunto con Albert Mestres, escritor, traductor y director de escena, autor del excelente ensayo Breu tractat sobre la mort i la bellesa, que revisa las manifestaciones artísticas –pintura, literatura, música, cine- que han tratado la muerte de personajes míticos o históricos en la plenitud de su belleza, juventud, poder o fama.

El franctirador sitúa la acción en la Polonia postcomunista de 1991. Krzysztof Niewinny vuelve a su ciudad natal cuando el francotirador mata por primera vez. La policía detiene y ejecuta a un coleccionista de armas, pero el francotirador vuelve a matar y Krzysztof y su familia empiezan a ser considerados sospechosos de los crímenes. ¿Qué sucederá?

¿Cuál es el tema principal en El franctirador? Para Pijuan se trata de saber qué sucede cuando una pregunta no se resuelve, cuando no se da por cerrada y se arrastra a través de generaciones. En la presentación también se habló de la relación entre “lo bello y lo siniestro”, porque “la belleza no puede existir sin una parte siniestra”, y de la posibilidad de “convertir lo que nos produce angustia y miedo en belleza a través del arte”.

Albert Pijuan nació en Calafell en 1985. Ha publicado relatos cortos en numerosas antologías y un libro de poesía, y ha estrenado las obras de teatro: Tabula Brasa, Escola de gossos y Nix tu, Simona, que fue galardonada en el Hawler International Theatre Festival de Irak. Pijuan descubrió la novela negra de la mano de los grandes maestros norteamericanos de los años treinta y cuarenta, como Raymond Chandler y Dashiell Hammett, y de los creadores del inspector Martin Beck, la pareja de escritores suecos Maj Sjöwall y Per Wahlöö. El franctirador es, a la vez que una espléndida novela negra, un retrato de una sociedad rota, delirante y atrapada en viejas rutinas totalitarias.

Un relato que atrapará al lector desde la primera página hasta la sorpresa final. ¡Mucho más que una novela negra!

Deja un comentario