Angelique Pfitzner, José Luís Muñoz y José Vaccaro en la presentación de «Sed de mal«.

Los incondicionales del género negro estamos de enhorabuena. Nace una nueva colección “Sed de mal”, de Ediciones Atlantis, con vocación de convertirse en un referente futuro de la novela negra española. De momento, dos títulos han visto la luz: Antología del Género Negrocriminal, con relatos de diversos autores, y El bosque sin límites, novela de José Luis Muñoz. Para hablar de este proyecto hecho realidad, de lo que encontraremos en las páginas de los dos primeros libros publicados, de la maldad en el ser humano, y de mucho más, nos reunimos en Abacus Balmes, de Barcelona, el jueves 21 de febrero.

Angelique Pfitzner, José Luis Muñoz y José Vaccaro son tres de los autores que participan con un relato negro en la Antología del Género Negrocriminal y fueron los encargados de presentar “Sed de Mal” a los lectores presentes en Abacus Balmes. Junto a ellos encontraremos nombres consagrados como Juan Madrid, Andreu Martín, Guillermo Orsi, José Javier Abasolo, Luis Gutierrez Maluenda, Mariano Sánchez Soler, José Luis Caballero y Fernando Martínez Laínez, junto a autores más jóvenes o que han debutado más tarde en el género, como Carlos Augusto Casas, Ignacio Del Valle, Laura Gomara, Empar Fernández, Sebastià Bennasar y Antonio Parra Sanz, entre otros. No están todos los que son, pero sí son todos los que están.

“En la Antología del Género Negrocriminal vamos a encontrar relatos cortos con la maldad como protagonista en mil y una formas imaginables. Todos son diferentes”, explicó Angelique Pfitzner, mientras que José Vaccaro apuntó que “para mí, el relato tiene un encanto especial. Tienes que ajustarte, no como en la novela, y lo bueno, si breve, dos veces bueno. Yo todavía recuerdo cuentos de Edgar Allan Poe o Ernest Hemingway que leí cuando tenía doce o trece años”. En cuanto al nombre de la colección “Sed de mal”, José Luís Muñoz reveló que podría interpretarse como un homenaje al mítico film Sed de mal, dirigida por Orson Welles y protagonizada por Charlton Heston y el mismo Welles en 1958. “Soy muy cinéfilo y me gustó mucho esa película”, aclaró.

Presentación de «Sed de mal» en Abacus-Balmes, de Barcelona.

En El bosque sin límites, José Luis Muñoz vuelve a hablarnos del terrorismo etarra. La novela cierra una especie de tetralogía que se inició con La caraqueña del Maní y continuó con Tu corazón, Idoia y Cazadores en la nieve. “La novela pretende denunciar a dónde puede llegar la exaltación nacionalista”, advirtió el autor. Estamos en los años del plomo en Euskadi. La democracia ha llegado a España, pero ETA continúa matando y el Estado desencadena una guerra sucia contra ellos a través de los GAL. El socialista Enrique Casas es asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas, una escisión ácrata de ETA (pm), mientras ETA (m) asesina al general Quintana Lacaci en Madrid. En ese contexto crispado y violento, el joven Ugaitz, es admitido en el entramado de la Organización para participar en acciones armadas. Sin embargo, el joven bilbaíno es hijo de un alto mando del ejército español, el teniente coronel de Intendencia Rodrigo Méndez destinado en el cuartel de Garellano. Ugaitz se adentrará en una vorágine violenta y emprenderá un camino sin retorno que le conducirá a una encrucijada dramática.

Sed de mal”, una nueva colección que nace con vocación de convertirse en un abanico espectacular de lo que es el género negro. ¡Os deseamos muchos éxitos!

Deja un comentario