Vi fa sang - Blog

La primera edición del I Festival Internacional de novel·la criminal en català El vi fa sang, celebrada en L’Espluga de Francolí y comisariada por el escritor Salvador Balcells, finalizó el domingo 3 de mayo  con una emotiva y muy negra gala de clausura. En un Casalet lleno a rebosar se repartieron premios, se rindió homenaje a destacados escritores del género –nacionales e internacionales- y se proyectó una espeluznante representación de un crimen real acaecido en el municipio el 4 de agosto de 1899. Y en este ambiente literario criminal tampoco  faltó el asesinato de varias botellas de vino de la DO Conca de Barberà.

Los apasionados seguidores del género negrocriminal disfrutaron de un fin de semana inolvidable con charlas, mesas redondas, presentaciones, cine, mercado de libros y concierto de jazz incluido, sin olvidar las catas de vinos, ya que el festival debuta en el universo negro con un exclusivo maridaje entre el vino y la literatura. El vi fa sang arrancó el viernes 1 de mayo con el Homenatge a tres pioners del génere en català: Rafael Tasis, Manuel de Pedrolo i Jaume Fuster, para seguir con las mesas redondas: La novel·la criminal en català, avui y El personatge a les novel·les criminals, y diversas presentaciones de novedades publicadas en catalán en los cellers Rendé Masdeu y Vidbertus.

Maridaje Blog

El sábado 2 de mayo amaneció soleado, aunque pronto se oscureció con animadas mesas redondas alrededor de temas tan interesantes como Trames criminals i independencia de Catalunya, y Col·leccions especifiques de gènere criminal, si o no?, durante la mañana,  y La traducció al català (i del català) de novel·la criminal, a las 16:30. No faltaron las presentaciones de libros –esta vez en el Celler Cooperatiu (Catedral del Vi) y en la antigua destilería Fassina Balanyà– y un mercado muy bien surtido de novela negra y policiaca en lengua catalana.

Llegamos a la gala final del festival el primer domingo –día de la madre- de este mayo que promete ser negrísimo. Y tras la proyección del asesinato del cobrador de impuestos Josep Espina Rovira, el 4 de agosto de 1899, el autor italiano Andrea Camilleri (Porto Empedocle, 1925) fue galardonado con el Primer Premio a un autor internacional de novela criminal por su obra traducida al catalán. Dada la avanzada edad del escritor, Pau Vidal –su traductor favorito- lo recogió en representación del creador del comisario Montalbano. A continuación, se entregaron los cinco premios a los ganadores del concurso literario Un cas criminal en cinc versions. Estos fueron: Lluís Bosch por El caporal Amadeo; Jaume Forn por Beneïda innocència; Antoni Cardona por Crònica del cas Lluís Boter; Montse Galera por L’estimat y José Luís Martín Aixelà por Segell Ducal.

Premios  El vi fa sang

Llegó el turno de los premios y reconocimientos a autores vinculados al territorio: Salvador Balcells, nacido en L’Espluga de Francolí en 1946 y comisario del festival, Joan Rendé Masdeu y el historiador local Josep Maria Vallès, que narró los hechos que llevaron a la muerte a nuestro cobrador de impuestos en el libro Judici a un poble. El último premio de la gala –y el Primero de El vi sang para un autor o autora catalana por el conjunto de su obra– fue para Isabel-Clara Simó, una autora de dilatada trayectoria, de la que la también escritora Margarida Aritzeta dice: “aunque solo una parte de su producción literaria es novela negra y policial, sí que podemos asegurar que la oscuridad en el alma de sus personajes se encuentra en todas sus novelas”.

¡Un brindis y larga vida a El vi fa sang!  ¡Nos vemos en 2016!

 

 

 

Deja un comentario