Wallander a

Las series criminales camparon a sus anchas durante la mañana del martes 4 de febrero en el Auditorio de la Facultad de Comunicación Blanquerna, en Barcelona. Alberto Rey, Marc Pastor, Toni de la Torre y Nacho Cabana (Premio L’H Confidencial 2014) debatieron sobre el auge actual de las series negras y las nuevas maneras de narrar en televisión. Rafael Vallbona, escritor y periodista, autor de El tant per cent, actuó como moderador.

¿Cuál es el secreto del éxito de las series entre los aficionados al género negro y policial? Nadie puede negar que en los últimos años su crecimiento ha sido espectacular y que la oferta televisiva incluye productos de gran calidad, como Breaking Bad, ganadora del Globo de Oro. Los tertulianos coincidieron en la importancia de crear un universo coherente previo al desarrollo de los personajes y Toni de la Torre, crítico de series de televisión, resaltó que el principal “gancho” de las series no reside en los crímenes que se puedan cometer, sino en el tratamiento de problemas cotidianos que afectan al público.

Wallander, por ejemplo, serie adaptada de las novelas protagonizadas por el inspector Kurt Wallander, obra del escritor sueco Henning Mankell, muestra el racismo oculto en una sociedad aparentemente idílica, y en Policías en el corazón de la calle, la línea que separa el bien del mal es opinable. En The Wire, ambientada en Baltimore, la trama gira en torno al tráfico de drogas y Los Soprano muestra las dificultades a las que se enfrenta un mafioso, Tony Soprano, para dirigir tanto su hogar como la propia organización criminal. True Detective, una de las últimas incorporaciones a la parrilla televisiva, nos cuenta en varias líneas temporales la historia de la caza –durante 17 años- de un asesino en serie por dos detectives muy diferentes entre sí, pero obligados a colaborar profesionalmente.

Después de efectuar un repaso a las series criminales (se habló, además, de CSI, Breaking bad, y Hannibal, entre otras, más las españolas: Punta Escarlata, Cuenta Atrás, Crematorio –sobre la corrupción política– o El Príncipe, ambientada en el conflictivo barrio fronterizo de El Príncipe, en la ciudad de Ceuta, los tertulianos coincidieron, una vez más, al señalar que el “negro” bebe de la idiosincrasia de los sitios en los que se desarrolla. Marc Pastor, escritor y miembro de la policía científica de los Mossos d’Esquadra, apuntó su deseo de disfrutar –algún día- de una buena serie sobre la sociedad actual, protagonizada por Mossos y vista desde la óptica de la policía “que puede llegar a todas partes”.

¡Disfrutemos, pues, de nuestras series negras preferidas y de las que vayan llegando!

Deja un comentario