Un año más, y ya van cinco, L’Espluga de Francolí se convirtió durante el primer fin de semana de abril en capital del crimen literario en catalán en perfecto maridaje con los excelentes vinos de La Conca de Barberà. El viernes 5 de abril, un brindis inauguró el V Festival Internacional de Novel·la Criminal en Català El Vi Fa Sang en el Museu de la Vida Rural, tras una gincana detectivesca para los más jóvenes del lugar. Codirigido por Margarida Aritzeta y Salvador Balcells, El Vi Fa Sang nos trajo presentaciones de novedades criminales, mesas redondas, entrega de premios, gastronomía, música tradicional, jazz en vivo y nuevos proyectos, en un fin de semana muy completo que los aficionados al género negro disfrutamos a tope.

Salvador Balcells, Jordi Canal Artigas y Àlex Martín Escribà.

Uno de los momentos más esperados fue la entrega de premios (Nacional, Internacional y Honorífic) el sábado 6 de abril en el Museu de la Vida Rural. En esta ocasión, el Premi Nacional El Vi Fa Sang fue otorgado a Ferran Torrent, escritor valenciano, “excelente analista de grises, ni todo blanco, ni todo negro”, en opinión de Joan Rendé. “En mis novelas he tocado el tema de los “bajos fondos”, pero ahora me interesan más los “altos fondos”, confesó el autor galardonado. En cuanto al Premi Internacional, se otorgó (in memoriam) a Jean Claude Izzo, escritor francès que fue militante comunista y exploro los “bajos fondos” marselleses en su Trilogía de Marsella (Total Kheops, Chourmo y Soleá) protagonizada por el policía Fabio Montale. “Montale es un personaje que nace veinte años más tarde que Carvalho, ama la pesca y el silencio, reniega de los amigos que han dicho una frase racista y detesta a los tibios, a los que no toman partido”, expresó Margarida Aritzeta. Por último, el festival rindió homenaje a Jordi Canal Artigas, director de la biblioteca La Bòbila, especializada en género negro y policial, hasta su reciente jubilación. Àlex Martín Escribà lo describió como “una enciclopedia humana del género negro. Un verdadero especialista”. Jordi Canal dirigió La Bòbila durante veinte años (desde 1999) y organizó numerosas actividades de difusión y promoción de la novela negra, entre las que destaca el Premi Internacional de Novela Negra L’H Confidencial, que ya va por su decimotercera edición.

«La novel·la criminal, un gènere en evolució«, con Jordi Canal, Àlex Martín y Anna Maria Villalonga. Modera: Jordi Cervera.

La policía y los bajos fondos, la novela criminal vista como un género en evolución, crímenes urbanos versus crímenes rurales y Festivales noir celebrados en Països Catalans, España y Europa fueron algunos de los interesantes debates planteados en la quinta edición de El Vi Fa Sang. En la primera mesa redonda, como no podía ser menos, tres policías y escritores (Xavier Álvarez Llaberia, Rafa Melero y Ariadna Tuxell) nos hablaron de “novel·la criminal i baixos fons”, temática general elegida en esta edición del festival. En “la novel·la criminal, un gènere en evolució”, Anna Maria Villalonga opinó que “la literatura negra no es de segunda categoría”, como aún se la considera en determinados ambientes culturales, mientras Álex Martín expresó que “la novela negra nos explica cómo vivimos hoy en día” y Jordi Canal manifestó su preocupación por el bajo número de lectores en catalán y castellano y opinó que “debería crearse un plan de lectura en las escuelas y eso es cosa de los políticos”.

«Crims urbans o de fora ciutat» con Jordi Fernando, Silvia Mayans y Josep Torrent. Modera: Margarida Aritzeta.

En “Crims urbans o de fora ciutat”, Silvia Mayans, escritora de origen barcelonés que lleva diez años viviendo en Arnes, un pequeño municipio de la Terra Alta (Tarragona), explicó que “en el ambiente rural no existe el anonimato como en el entorno urbano y la memoria por los agravios continua muy viva después de muchos años”, mientras que el escritor Josep Torrent opinó que “es normal que se cometan más crímenes en la ciudad. Hay más gente” y Jordi Fernando, editor de Meteora, expresó que “si hay silencio en un pueblo donde todo el mundo se conoce es por miedo”. Y sobre la proliferación de “Festivals noir aquí i arreu. Com funcionen i què s’hi pot veure”, sean todos bienvenidos, aunque el principal problema de un festival pequeño es el presupuesto, opinó Montse Sanjuan, una de las impulsoras de El Segre de Negre. Implicar a las organizaciones culturales, y más repercusión en prensa y televisión de los festivales catalanes sería muy necesaria. Y también saber que quiere la gente joven literariamente hablando, pues “si no podemos ampliar la base lectora, la cosa queda coja”, añadió Anna Maria Villalonga, nueva comisaria de Tiana Negra. ¿Y qué opina de todo esto, Charo González, incombustible lectora, asidua a festivales, coorganizadora de Cubelles Noir y recién llegada del Quais du Polar, de Lyon, uno de los festivales de novela negra más prestigiosos de Francia? Pues que “hemos de encontrar un sistema para que los jóvenes se impliquen en la lectura como en el país vecino, donde el número de lectores es muy superior”.

Festival El Vi Fa Sang. Vino y literatura, un maridaje perfecto!

En esta quinta edición del Festival Internacional de Novel·la Criminal en Català El Vi Fa Sang, fueron los editores los encargados de la presentación de sus novedades criminales. Estas, de muy variada temática, reunieron a muchos de nuestros autores-as y nos recordaron –por si lo habíamos olvidado- que la novela criminal en catalán goza de buena salud. Camins dubtosos, de Joan Carles Ventura, El soterrani, de Sandrine Collette (traducció de Maria Llopis), La barrera, de Jordi de Manuel, Magret i els anarquistes, de Francesc Puigpelat, Tothom et recordarà, d’Andreu Martin y Un cadáver inquiet, de Salvador Casas, fueron las novelas presentadas de la colección Crims.cat, de Editorial Alrevés, el viernes 5 de abril.

Festival El Vi Fa Sang. Entrega de premios a jóvenes promesas literarias, ganadores del III Concurs Juvenil de Relats.

El sábado 6, continuamos con la presentación de novedades. Marc Moreno, editor de Llibres del Delicte presentó: Animals dels marges, de Miquel Aguirre, Més que ràbia, d’Emili Bayo, No diguis res, de Raquel Gàmez Serrano y Rapsòdia per a un mort, de Margarida Aritzeta. Sebastià Bennasar, director de la colección Lo Marraco Negre, de Pagès Editor, no pudo acudir a la cita literaria por enfermedad de la que esperamos ya se halle completamente recuperado, pero la escritora Núria Queralto, presente en el festival, nos habló de la gestación de su novela Et diran que és l’atzar. Otros títulos de la colección son: Estrella polar, de Francisco Moita, Història d’una dona en un Seat 600, de Francesc Puigpelat, i Primàries de Sang, de David Marin.

Andreu Martín presentó una nueva colección: La Biblioteca Andreu Martín.

Más novedades literarias en un año de lo más productivo: L’arbre trencat, de Teresa Juvé, decana de las escritoras en lengua catalana a sus 98 años, Terra aspriva y Hotel Metropole, de Sebastià Bennasar, la antología de relatos Assassins de L’Ebre, de diversos autores, L’assassí dins meu, de Jim Thompson, Sopar per a ogres, de Manuel Quinto, y El gos dels Baskerville, de Arthur Conan Doyle. Estos tres últimos pertenecen a una nueva colección “La Biblioteca Andreu Martín”, que se nutre principalmente de los libros negros o policiacos que más han gustado al prolífico autor en su faceta lectora y que “actualmente no encuentro en el mercado catalán”.

El domingo 7, continuamos con la presentación de novedades criminales: El cas dels homes tatuats, de Elvira Andrés y Manel Joan Arinyó, Els LLops de Praga, de Benjamin Black y Gossos y llops, d’Hervé Le Corre, editados por Bromera, seguidos de La bossa de seda, d’Esther Vila, La pista d’una morta, de Francesc Puigpelat y La segona mort de Lorenzo Contini, de Maria Rosa Nogué, de Editorial Gregal; La teoría de l’imbècil, de Pep Prieto y Mort sota zero, de Ludmilla Lacueva, de Editorial Apostroph; la antología de relatos El futbol és així, de diversos autores, y Olot, crónica d’un segrest, de Jacinto Vicente Hernández, publicados por Xandri; Contra els homes d’acció, de Marià Veloy y Projecte Tothom, de Maiol de Gràcia, por editorial Més Llibres; Les germanes PetitPierre, de Gemma Artasu, editada por Ònix y, finalmente, Johnson & Johnson, de Fede Cortés, por Editorial Neopàtria. ¡No está nada mal!

El Vi Fa Sang cumple un lustro convertido en uno de los referentes de la novela criminal en lengua catalana. ¡Muchas gracias a todos los que lo habéis hecho posible!

Deja un comentario