Àlex Martín Escribà y Jordi Ledesma Álvarez en la presentación de La noche sin memoria en la libreria SomNegra, de Barcelona.

“Un escritor de novela negra ha de tener un universo particular. Hay muy pocos en este país, Jordi Ledesma Álvarez es uno de ellos y lo vuelve a demostrar en La noche sin memoria”, opinó Àlex Martín Escribà en la presentación barcelonesa de esta espléndida novela. Mucho Más Que Un Libro no se lo perdió y disfrutó de la charla organizada alrededor de esta novela coral, cuarta del autor, que tuvo lugar la tarde del jueves, 25 de octubre, en la librería SomNegra, de Barcelona, llena a rebosar.

Àlex Martín Escribà, doctor en literatura catalana por la Universidad de Salamanca y codirector del Congreso de Novela y Cine Negro organizado por esa Universidad, apuntó que “Jordi Ledesma es un relojero de la escritura, cada pieza encaja exactamente en La noche sin memoria y, con el pretexto de dos crímenes, nos habla de las cosas que le interesan”. Y Jordi Ledesma explicó que, aunque todas sus novelas son independientes entre sí, La noche sin memoria recupera Cambrils, el pueblo costero y turístico de Lo que nos queda de la muerte, su tercera novela negra, y la ciudad es Tarragona, porque “aunque mis historias son universales, las explico desde el localismo, desde el terreno que más conozco”, confesó.

La noche sin memoria nos presenta a un novelista politoxicómano (el narrador) que regresa a su pueblo natal y decide investigar la desaparición repentina y sin rastro de dos personas (una mujer rusa y un vecino del pueblo) acaecida en el lugar veinte años atrás. La historia que nos cuenta esta novela coral, estructurada en tres tiempos narrativos: un pasado lejano, un pasado más próximo y un presente contado por el narrador, “transcurre en un mismo plano y creo que este es uno de los aciertos de la novela”, reveló el autor. Con unas fotografías como punto de partida y con entrevistas con diferentes personajes, el narrador protagonista tratará de descubrir la verdad de lo ocurrido.

Narcolepsia y El diablo en cada esquina, las dos primeras novelas negras de Jordi Ledesma, eran más violentas y sumergían al lector en el mundo de la delincuencia. En cambio, Lo que nos queda de la muerte y La noche sin memoria nos acercan a una violencia más cotidiana, aquella que proviene de envidias, celos, desamor, codicia…” Lo mío no es novela policíaca, sino negra. Y hago realismo, no costumbrismo. Utilizo el pretexto de un crimen para observar las consecuencias que deja en el ambiente y mi literatura se basa en que el lector se haga más preguntas después de leer la novela que antes de hacerlo”, explicó el autor.

Hablando de La noche sin memoria en SomNegra, Barcelona.

Jordi Ledesma Álvarez nació en Tarragona en 1979, vivió en Cambrils de los siete a los veintiséis años y estudió en la Escola Taller d’Art i Oficis de Tarragona. Debutó en la literatura en 2003 con la autopublicación del poemario Agua de mayo. En 2012, tras quedarse en paro, publicó su primera novela negra Narcolepsia, finalista de la XXV Semana Negra de Gijón en la categoría de Mejor Primera Novela Negra. En 2015 le siguió El diablo en cada esquina y participó con el relato El eco inexistente en la antología Diez negritos; Nuevas voces del género negro español coordinada y dirigida por Álex Martín Escribà y Javier Sánchez Zapatero. En 2016 publicó su tercera novela, Lo que nos queda de la muerte, que en 2019 se traducirá al francés. La noche sin memoria ratifica al autor como uno de los mejores escritores de novela negra de nuestro país, con una literatura que avanza en busca de la perfección estilística y con la que “veo paisajes y poesía en cada página”, reveló Àlex Martín Escribà.

¡No os la perdáis!

Deja un comentario