Quais du Polar - Palais du Commerce

Quais du Polar, uno de los más prestigiosos festivales de novela negra europeos, celebró su doceava edición el pasado fin de semana en Lyon, del 1 al 3 de abril. Esta vez, entre sus miles de visitantes, estuvimos los diez agraciados en el sorteo celebrado en la última edición de la BCNegra, en cooperación con Renfe-SNCF y La Métropole de Lyon. ¡Un fin de semana inolvidable!

A las 7.20 h. del sábado 2 de abril el Ave Barcelona-Lyón partía de Sants-Estació con los diez lectores afortunados, periodistas y acompañantes. Durante el trayecto, el mismo tren fue escenario privilegiado de un club de lectura dirigido por Paco Camarasa, comisario de la BCNegra, sobre la obra de Patricia Highsmith, Extraños en un tren. Participaron todos los expedicionarios, incluidos periodistas y representantes de Renfe-SNCF y del Ayuntamiento de Barcelona. Muy recomendable la lectura previa de Extraños en un tren.

Extraños tren

“¿Qué interesaba a Patricia Highsmith? Mostrar la parte más oscura que se esconde en cada ser humano”. –explicó Paco Camarasa– “porque Highsmith no escribe novela negra, entendiendo por tal la de Hammett, Chandler o M.Cain, que tratan de describir la sociedad de la época, sino novela psicológica, que se adentra en el interior de los personajes”. Entre las diferentes intervenciones, todas muy interesantes, destacamos la sorpresa ante la adaptación de la novela al cine por el maestro del suspense Alfred Hitchcock que modificó sustancialmente la trama. Algo que Highsmith le perdonó “porque gracias a los ingresos que le proporcionó el film pudo viajar a Europa y vivir de la literatura”, explicó Camarasa. Extraños en un tren es una obra maestra de Patricia Highsmith, que crea una atmósfera asfixiante y cuya cuestión de fondo es la culpa que corroe al individuo. Si todavía no la conocéis, no os la perdáis.

Vista general

Llegados a Lyon, un paseo por esta bonita ciudad bañada por los ríos Ródano y Saona, nos llevó hasta el Palais du Commerce, sede central de conferencias, mesas redondas y encuentros con autores, celebrados durante los tres intensos días del Quais du Polar. Impresionante el aspecto que ofrecía el majestuoso patio interior atiborrado de librerías con sus novedades negras, escritores y lectores en busca de las dedicatorias de sus autores favoritos. E impresionante también la visita al Grand Salon del Hôtel de Ville, declarado monumento histórico desde 1886, donde asistimos a la entrega del Prix des lecteurs 2016 Quais du Polar/20 minutes al autor francés Colin Niel (1976) por su novela Obia, que se impuso a otros cinco finalistas.

Dolores Redondo, mesa redonda

Y ¿qué decir de la mesa redonda sobre Magie Noire: Légendes, Rites et Croyances dans le Polar, que reunió a John Connolly (Irlanda), Kangni Alem (Togo), Alexis Ragougneau (Francia) y nuestra Dolores Redondo, autora de la exitosa Trilogía del Baztán? Alem, autor de Esclaves y La légende de l’assassin, opinó que hay que tratar de investigar en las creencias que te rodean. “En África prima el animismo que cree en una relación estrecha entre las almas de los vivos y los muertos y en que todos los objetos están vivos y tienen alma. “Aunque me gustaría transformarme en tigre o pantera, me falta la iniciación”, bromeó.

“Antes de que llegará el cristianismo, la magia en conexión con la naturaleza era la religión en el País Vasco”, explicó Dolores Redondo, que escribió la Trilogía del Baztán (El guardián invisible, Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta) “para recuperar esa parte olvidada de nuestra historia y mostrar que las personas pueden vivir en base a sus creencias y, a veces, son capaces de matar”. Alexis Ragougneau, autor de La madona de Notre-Dame y Evangile pour un gueux, nos habla también de lo sobrenatural aplicado al fanatismo religioso, mientras el irlandés John Connolly es el creador de la serie del atormentado detective Charlie Parker, una serie de novelas policíacas aderezadas con tintes sobrenaturales. Connolly considera que “ser racional y católico es una gran contradicción. Y, por otro lado, dado que en Irlanda existe una gran tradición de literatura fantástica, es natural para mí escribir híbridos de novela fantástica y novela policíaca”.

En resumen, una experiencia inolvidable. ¡Muchas gracias a todos los que la han hecho posible!

Deja un comentario