Ravelo - Músicos

Tras unos días negros e inolvidables, VLC Negra se despidió de los incondicionales del género negropolicial hasta 2016. Mucho Más Que Un Libro disfrutó, con autores y lectores, de las últimas 48 horas de un festival que ya se ha convertido en un referente en nuestro país.

Música, ciclo de cine, talleres, poesía, encuentros con escritores, fotografía, Masterclass, club de lectura, firma de autores y entrega de premios. Nada ha faltado en esta completa III edición de la VLC Negra. Empezamos nuestro recorrido el viernes 15 a las 18 h. en la Sala Russafa de Valencia. En Ojo por ojo, Juan Bolea, Joaquín Camps y Graziella Moreno nos hablaron de la venganza literaria “que nunca sigue un camino recto” y que nace “de la capacidad innata de odiar del ser humano, aunque –apuntaron- vengarnos no sea políticamente correcto”.

Superada la censura… ¿aparece la autocensura cuando se trata de escribir sobre Temas prohibidos, como los suicidios o las prácticas sexuales aberrantes? “Hay temas ingratos, como la pedofilia, que los mismos editores son reacios a publicar” se apuntó en la mesa redonda que reunió a Juan Ramón Biedma, Carlos Bassas y Ángel Gil Cheza. “Lo que resulta inadmisible para algunas culturas y épocas (Bassas explicó que en Japón la visión del vello púbico se considera tabú) no lo es para otras”, aunque –para Biedma– de lo que se trata en la novela negra  “es de conocer un poco mejor al ser humano”.

libros 3

En un festival de la categoría de VLC Negra,  no podía faltar la visión del Amor en negro. Jerónimo Tristante, Toni Hill y Félix Modroño desgranaron el papel de la mujer en sus novelas “al mismo nivel que el del protagonista masculino”, aseguró Toni Hill, mientras Félix Modroño no sabe el porqué, “pero las mujeres se apoderan de mis novelas”. Tristante reivindicó la contribución activa de la esposa de Víctor Ros en todos los casos de este policía del último tercio del siglo XIX, mientras Hill destacó “el papel del amor y el desamor en las novelas negras, emociones ambas lo bastante poderosas para arrastrarte al crimen”.

Tras esta intensa tarde del viernes, Series muy serias nos esperaban el sábado 16 a las 12 h. en el FNAC San Agustín, de la mano del ya citado autor Jerónimo Tristante, Mikel Labastida y Guillermo López García. Se habló, como no, del éxito de la primera temporada de Víctor Ros, basada en las novelas de Tristante, pero también de las claves del éxito de series de culto, tales como The Wire, Los Soprano, The Corner, Mad Men, True Detective o House of Cards. A destacar Crematorio, basada en la novela homónima de Rafael Chirbes y única serie española que nos habla de la corrupción y la crisis que estamos padeciendo, y Los misterios de Laura, inspirada en la mítica Colombo y protagonizada por Laura Lebrel, una inspectora de policía que intenta compaginar la faceta profesional con la personal (es madre de gemelos), como tantas otras mujeres trabajadoras.

Rosa Ribas i cia.

Al atardecer, de nuevo en la Sala Russafa, Rosa Ribas, española afincada en Alemania desde hace 25 años, Carlos Salem y Marcelo Luján –ambos argentinos establecidos en España- nos hablaron de sus últimas novelas escritas desde la distancia. Rosa Ribas ha publicado recientemente Pensión Leonardo, un relato entrañable que traslada al lector hasta la Barcelona de 1965. La escritora es también coautora de la trilogía protagonizada por la periodista Ana Martí, ambientada en la España de la década de los cincuenta. Las dos primeras entregas, Don de lenguas (2013) y El gran frío (2014) ya han sido publicadas, pero la tercera –situada en 1958-59- se hará esperar un poco más y “como muy pronto verá la luz a finales de 2016”. En cuanto a Carlos Salem, escribió su primera novela a los 47 años y “no podría desarrollar una novela en la Argentina de hoy, porque no la conozco”. En 2014, Salem ganó el II Premio VLC Negra con Muerto el perro y su última obra, En el cielo no hay cerveza, escenifica un supuesto “descenso” de Jesucristo a la Tierra, mientras conocidos periodistas del corazón empiezan a morir en extrañas circunstancias. Nuestro tercer autor, Marcelo Luján, considera que, más que el escenario “lo más importante es la historia, con unos personajes concretos y un espacio concreto”. Así, Moravia (2012) ocurre en la Argentina peronista rural, mientras que para la inquietante Subsuelo (2015), el autor escoge un espacio neutral que podría estar situado en cualquier lugar del planeta.

Ravelo i cia

Viajar en el tiempo y ajustar cuentas con el pasado “que siempre camina contigo” nos trajo a Álexis Ravelo, Empar Fernández y Santiago Álvarez. Para Ravelo, ganador del Premio Hammett 2014 con La estrategia del pequinés, “los escritores podemos hablar de cosas que suceden ahora, pero con raíces en el pasado”, mientras que Empar Fernández piensa que “es muy interesante y conveniente mirar atrás para ajustar cuentas con una época”. La escritora barcelonesa, autora de Un mal día para morir, La mujer que no bajó del avión y La última llamada, entre otras obras, añadió que “el pasado nunca muere y tampoco pasa”. Para Santiago Álvarez, creador del detective Mejías en La ciudad de la memoria, su primera novela, “la historia es una especie de ficción que se construye seleccionando los detalles relevantes”.

Tras Volver la vista atrás, llegamos a unos de los actos “estrella” de VLC Negra: Yasmina Khadra, seudónimo del escritor argelino en lengua francesa Mohammed Moulessehoul, conversó con el periodista y escritor Javier Valenzuela sobre El miedo es nuestro mayor enemigo cuando se trata de levantar la voz contra los poderosos. Khadra (o Moulessehouol) empezó a publicar en 1990 y alcanzó fama mundial con Morituri, en 1997. Para Valenzuela, las novelas del escritor argelino muestran los problemas de esa sociedad “mejor que todas las crónicas de los periodistas. El miedo lo sobrevuela todo, pero “forma parte de la vida –reflexiona Yasmina Khadra-. No sabemos qué pasará mañana, pero no hay que temerle a la muerte, porque nos arriesgamos a morir de miedo”.

Premios 1 a

Finalizada la interesante charla, llegaron los Premios VLC Negra 2015, elegidos por votación popular entre cinco novelas finalistas. Como novedad, este año se añadían dos nuevos premios: Best Novel VLC Negra 2015, para Vestido de novia, de Pierre Lemaitre, y Millor novel·la VLC Negra 2015, para La dona de gris, primera novela de Anna Maria Villalonga. Las flores no sangran, de Álexis Ravelo, se alzó con el III Premio a la Mejor Novela VLC Negra 2015, entre los aplausos de una Sala Russafa llena a rebosar.

¡Felicidades a todos! ¡Nos vemos en VLC Negra 2016!

Deja un comentario