País Crepúsculos - lectura Blog

No hablamos del tan anunciado cambio climático, sino del frío invernal que invadió el Centre Cultural La Violeta de Gràcia en la presentación de El país de los crepúsculos, de Sebastià Bennasar, que estuvo acompañado por el también escritor Lluc Oliveras y por una “pequeña” representación de futuros lectores (hijos y sobrinos de los escritores). El frío se instaló en la sala por partida doble, pues también celebramos el tercer aniversario de la publicación y segunda edición de El país dels crepuscles (el hermano mayor). Fue al atardecer del miércoles 15 de junio.

Sebastià Bennasar, periodista, escritor y crítico literario, descubrió la paradisiaca Vall de Boí a la temprana edad de diez meses durante unas recordadas vacaciones familiares. Volvió a visitarla siendo un adolescente y, más tarde, una fría noche de diciembre, en un bar de Barruera, brindando con ratafía, “prometí que escribiría una novela ambientada íntegramente en la Vall de Boí.  Ocurrió en 2009, durante la presentación de Mateu el president, y en 2013 publiqué El país dels crepuscles, sexto título de la colección crims.cat, con la editorial Al Revés”.

La trama de El país de los crepúsculos / El país dels crepuscles gira en torno a una serie de crímenes terribles perpetrados por un asesino implacable con la llegada de las primeras nieves a la Vall de Boí, uno de los parajes más bellos del Pirineo catalán. Cadáveres torturados y martirizados siguiendo el ritual de las pinturas románicas son descubiertos uno tras otro en las iglesias de este hermoso valle, declaradas Patrimonio de la Humanidad. “El arte románico muestra una violencia explícita brutal en una época –la Edad Media- en la que la vida no valía nada y la mayoría de la gente era iletrada”, explicó el autor.

País crepúsculos libros

El comisario Jaume Fuster, llegado casualmente de Barcelona para impartir un curso, se hará cargo de la investigación junto a los Mossos d’Esquadra de la zona. Esta es la tercera novela de la serie del comisario Fuster “cuyo nombre elegí en homenaje al escritor Jaume Fuster”, explicó Bennasar. Nuestro policía apareció por primera vez en Jo no t’espere (2008), ambientada en Valencia durante la visita del Papa Ratzinger. En esta primera novela, Fuster investigó el asesinato de un sacerdote y una monja vinculados a una trama de corrupción inmobiliaria y tráfico de drogas. Tras esta espectacular entrada en escena, nuestro comisario volvió con Mateu el president (2009), una novela negra que muestra la putrefacción de nuestra sociedad mientras Fuster se enfrenta a un plan diabólico urdido por la gran burguesía catalana y la extrema derecha para asesinar al presidente del FC Barcelona. Tras El país dels crepuscles (tercera entrega) Jaume Fuster reaparece en On mai no creix l’herba (2015) para investigar un doble asesinato contra los meteorólogos de TV3, “aunque en esta ocasión su papel es más secundario”.

En El país de los crepúsculos / El país dels crepuscles, inspirado en parte en Fargo, la mítica película de los hermanos Coen, el valle, además de formar parte de la ambientación y el paisaje se convierte en un personaje más de la novela, “algo que –en opinión de Lluc Oliveras– no hacen todos los novelistas”. En síntesis, un aliciente más.

¡Atrévete a sumergirte en el frío gélido de El país de los crepúsculos! ¡No te arrepentirás!

Deja un comentario