La biblioteca La Bòbila, de L’Hospìtalet (Barcelona), especializada en género negro y policial, anuncia un nuevo y muy interesante ciclo de cine negro con la cárcel como protagonista destacado. Durante cuatro semanas consecutivas los amantes del género disfrutarán de la proyección de cuatro excelentes películas carcelarias que les harán sentirse “entre rejas”.

El ciclo se inicia el próximo viernes 3 a las 18 h con Soy un fugitivo, dirigida por Melvin Le Roy en 1932. Basada en la novela homónima de Robert Elliott Burns, la película narra la historia de Johnny, un veterano de la Primera Guerra Mundial al que solo le queda la desesperada vida de fugitivo tras haber sido condenado injustamente.

La evasión (1960), película francesa dirigida por Jacques Becker y protagonizada por Philippe Leroy, toma el relevo el viernes 10. Basada en una novela de Jose Giovanni, la acción nos traslada a la Francia de 1947. Aunque es inocente, Gaspard Claude es acusado del intento de asesinato de su mujer e ingresa en prisión. Allí comparte celda con cuatro duros criminales que planean huir a través de un túnel. Claude decide unirse al plan de fuga y participar en los trabajos de excavación.

En la impactante Celda 211 (2009), el viernes 17, dirigida por Daniel Monzón, un motín carcelario encabezado por el temible Malamadre (Luis Tosar) atrapa a Juan (Alberto Amman) en su primer día de trabajo como funcionario de prisiones. Mientras Juan decide hacerse pasar por preso para salvar su vida, ignora que el destino le ha preparado una mala jugada. Adaptación de la novela homónima de Francisco Pérez Gandul.

Un profeta (2009), película de Jacques Audiard nominada al Oscar y al Globo de Oro y Premio BAFTA a la mejor película de habla no inglesa en 2009, cierra el ciclo dedicado a la prisión el último viernes de noviembre. El joven Malik (Tahar Rahim), francés de origen árabe, es condenado a cumplir una condena de seis años. Se adapta rápidamente a la dureza de la cárcel y poco a poco se gana la simpatía de los miembros de la mafia corsa que controlan la vida en prisión.

¡Imprescindible para los amantes de las intrigas y dramas carcelarios! ¡No te las pierdas!

Deja un comentario