Parece que fue ayer cuando la Semana Negra de Gijón inició su andadura en el universo de los festivales de género negro y en esta edición cumplirá la friolera de treinta años. Tras recibir el merecido homenaje de otros festivales como la BCNegra, de Barcelona, la Semana Negra se prepara para la celebración con un programa variado de actividades que harán las delicias de los amantes del género y de la literatura en general. Serán diez días inolvidables, del 7 al 16 de julio de 2017, con charlas, exposiciones, mesas redondas, veladas poéticas, conciertos, entrega de premios y un sinfín de atracciones a orillas del Cantábrico.

Bajo el lema Leer es vivir dos veces, la Semana Negra vuelve a reinventarse y a sorprender a sus incondicionales con nuevas y variadas propuestas. En esta edición destacamos, entre otras, la exposición “Visualizando el maltrato: la violencia de género en el cómic”, con cuarenta originales de obras producidas en Francia, Argentina, Gran Bretaña y España, y el merecido homenaje a Jorge Martínez Reverte, creador de la serie de seis novelas policíacas protagonizadas por el periodista Julio Gálvez, e iniciada en 1979, en plena Transición.

Como siempre, los debates tratarán temas de máxima actualidad como la corrupción que no cesa en la mesa redonda “Justicia, corrupción y novela negra”, con los periodistas de investigación Joaquín Castellón y Carles Quílez, el drama de los refugiados en la Europa neoliberal, que contará con la intervención de Médicos Sin Fronteras, el centenario de la Revolución rusa de 1917, el tratamiento del franquismo en la literatura negra española, y la situación actual de Portugal, con un gobierno tripartito de izquierdas comandados por el socialista António Costa, entre otras relevantes cuestiones que a todos nos concierne.

Sobre las presentaciones de libros, destacamos La brigada de Anne Capestan, de Sophie Hénaff, Aguas de venganza, de Miguel Pajares, Solo pido un poco de belleza, de Bru Rovira, La oscura luz del sol de medianoche, de Cecilia Ekbäck, El ejecutor, de Geir Tangen, Matar al padre, de Yanet Acosta, La sirena de Gibraltar, de Leandro Pérez, Asesinato en el Congreso, de Chesús Yuste, y La asamblea de los muertos, de Tómas Bárbulo, entre otras muchas novedades de temática muy variada.

En cuanto a los premios, la mañana del viernes 14 de julio conoceremos los nombres de novelas y autores ganadores de los premios literarios de la Semana Negra: el Dashiel Hammett a la mejor novela de género negro publicada durante 2016 se decidirá entre cinco finalistas (Noxa, de María Inés Krimer; Madrid:frontera, de David Llorente; Las tierras arrasadas, de Emiliano Monge; Maldita verdad, de Empar Fernández y Soles negros, de Ignacio del Valle), el Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela de género negro, que disputan tres finalistas (El santo al cielo, de Carlos Ortega Vilas; El peso del alma, de José María Espinar y Ojos ciegos, de Virginia Aguilera).  Al Premio Rodolfo Walsh optan tres obras de no ficción de género negro: Nos vemos en esta vida o en la otra, de Manuel Jabois, El libro rojo (Vol. IV) coordinado por Gerardo Villadelángel y La tinta del calamar, de Miguel Barrero, mientras que el Premio Espartaco a la mejor novela histórica se dirime entre La corte de los engaños, de Luis García Jambrina, El impresor de Venecia, de Javier Azpeitis y El carmín y la sangre, de Montero Glez. Finalmente, para el Premio Celsius a la mejor novela de ciencia ficción y fantasía, tenemos La polilla en la casa del humo, de Guillem López, Róndola, de Sófia Rhei y La mirada extraña, de Felicidad Martínez. ¡Mucha suerte a todos!

¡Treinta años de Semana Negra, fiesta y cultura en Gijón! ¡Feliz aniversario!

Deja un comentario