Con Maria Antonia Huertas en la presentación de Incognitus en la librería Barra/Llibre, de Barcelona. ¡Fue un placer!

Incognitus, segunda novela de la escritora y matemática, María Antonia Huertas, transporta al lector hasta el inquietante mundo del terrorismo cibernético. Esta es una amenaza muy real y actual “pues las guerras del futuro se decidirán en el ciberespacio”, apuntó la autora en una velada literaria muy interesante celebrada el miércoles 7 de noviembre en la librería Barra/Llibre, de Barcelona.

¿Es Incognitus la segunda parte de Alterworld, la ópera prima de María Antonia Huertas? “Se puede considerar una continuación pues Incognitus comienza en septiembre de 2015 y Alterworld acababa el 30 de junio del mismo año y también cuenta con los mismos protagonistas principales, pero es una novela independiente de la primera”, explicó la autora. En esta ocasión, Beppa Mardegan, la brillante agente italiana de Europol, investigará una amenaza de ciberterrorismo yihadista que ha puesto en su punto de mira a altos cargos de la Unión Europea participantes en una cumbre internacional sobre seguridad que se celebra en Barcelona. Beppa contará con el apoyo incondicional de su jefe y amigo Patrick White, y con la ayuda de Lena, la seductora hacker que conoció en Alterworld, refugiada ahora en Portbou, lugar mítico y fronterizo que desprende una magia irresistible.

Firmando libros.

Pero esa absorbente investigación no será lo único que quitará el sueño a nuestra protagonista. Incognitus cuenta con dos tramas temporales, aunque no paralelas, que se alternan entre sí. La primera nos sitúa en 2015 con el ciberterrorismo como telón de fondo y la segunda, mucho más personal para Beppa, traslada al lector a 1982, al día que Flora Susin, la madre de la protagonista, muere en un atentado terrorista en Padova junto a otras ocho personas y es acusada de ser ella misma miembro de las temibles Brigadas Rojas, a las que se atribuye la masacre.

Más de treinta años después, Beppa intentará descubrir si su madre fue una víctima más o la terrorista que activó la bomba asesina, pero reconstruir lo que verdaderamente ocurrió será más complejo de lo que nuestra protagonista imagina. Y, en este sentido, Antonia Huertas nos recordó la cita del filósofo alemán Walter Benjamín, que se suicidó en Portbou en septiembre de 1940. “Articular históricamente lo pasado no significa «conocerlo como verdaderamente ha sido». Consiste, más bien, en adueñarse de un recuerdo tal y como brilla en el instante de un peligro.” Hemos de reconocer que la memoria de un hecho varia de uno a otro y no podemos saber “cómo verdaderamente ha sido”, pero lo que en realidad Beppa necesita comprender es la razón profunda de la muerte de su madre, “de esa muerte que la convirtió en huérfana”, expresó la autora.

María Antonia Huertas es licenciada en Matemáticas y Humanidades, doctora en Lógica Matemática y experta en robótica virtual, y sus áreas de investigación son la Lógica aplicada a la Inteligencia Artificial y el e-Learning. Considera que tanto la lógica, la reflexión racional y la ciencia, como la literatura, la filosofía y el arte son estrategias fundamentales de aproximación a la realidad y ha escrito poesía y narración desde siempre. A finales de 2015, publicó su primera novela, Alterworld, un thriller que nos descubre la zona de sombras y la alarmante falta de seguridad de las nuevas tecnologías, especialmente de Internet. Incognitus, su segunda novela, nos advierte sobre la amenaza real del ciberterrorismo, antesala de las guerras del futuro, mientras Beppa Mardegan intenta descubrir la verdad en el caso de su madre, construyendo su propio puzzle del porqué de lo ocurrido aquel fatídico día de 1982 paso a paso.

Y todo explicado en 31 capítulos, al igual que en Alterworld, porque para la autora es uno de sus números mágicos. “31 es un número primo que no se puede descomponer, así que actúa como un todo”, reveló.

Incognitus, una novela que no podrás parar de leer ¡No te la pierdas!

Deja un comentario