Toni Hill Blog 1

El ser humano alberga el bien y el mal a partes iguales en su interior. “Son las diferentes circunstancias que vivimos las que nos llevan a uno u otro lado”, opinó Toni Hill en la presentación de su última novela, Los ángeles de hielo / Els àngels de gel, en la Cooperativa Abacus Fabra i Puig, de Barcelona, el miércoles 8 de junio.

Toni Hill (Barcelona, 1966), licenciado en psicología y traductor, debutó en la literatura de ficción con la serie de novelas policíacas protagonizada por el inspector de origen argentino, Héctor Salgado (El verano de los juguetes muertos (2011), Los buenos suicidas (2012) y Los amantes de Hiroshima (2014). La trilogía fue un éxito de ventas y crítica y se publicó en más de veinte países. En 2016, el autor cambia de registro “porque durante cinco años (de 2009 a 2014) he estado pendiente de Salgado y me apetecía hacer algo diferente”, explicó. Lo ha conseguido, sin duda, con estos “ángeles de hielo” que “no pueden considerarse novela policíaca, aunque sí novela de intriga y, en parte, también novela histórica, por la labor de investigación”.

Toni Hill - libros

Los ángeles de hielo / Els àngels de gel retrata una sociedad cambiante en los inicios del siglo XX, cuando Sigmund Freud presenta su revolucionaria teoría del psicoanálisis para tratar las enfermedades mentales y la mujer empieza a reivindicar sus derechos para equipararse al hombre. La historia arranca con un prólogo impactante “que marca el tono del relato, pues el lector sabe que tarde o temprano lo que se ha contado volverá a aparecer para integrarse en la novela”. Estamos en 1916 y Frederic Mayol, un joven psiquiatra de veintisiete años ex combatiente herido en la Gran Guerra se enfrenta a su futuro puesto en un sanatorio ubicado en un tranquilo pueblo pesquero cercano a Barcelona. Seguidor de las modernas teorías psicoanalíticas de Freud, Mayol espera superar en ese entorno idílico los horrores del frente.

Pero nada es lo que parece. Siete años atrás, el edificio donde se ubica el sanatorio (entonces un prestigioso internado para jovencitas de buena familia) sufrió un trágico incendio que acabó con la vida de una alumna y una profesora. Muchos y pavorosos secretos guardan los ángeles de piedra que decoran la fachada del edificio y el lector se verá atrapado por el mal hasta el sorprendente final de una novela que también “rinde homenaje a la Jane Eyre de Charlotte Brontë, a Wilkie Collins, uno de los creadores de la novela de misterio, o a La ciudad de los prodigios, de Eduardo Mendoza”.

¡A disfrutarla!

Deja un comentario