Mayo está resultando el mes más negro del año. Tras los festivales Black Mountain Bossòst, Valencia Negra y Castelló Negre, y el Congreso de Novela y Cine Negro de la Universidad de Salamanca, llega el turno de Mayo Negro, unas jornadas negras que se celebran en la Sede Universitaria Ciudad de Alicante. El encuentro, dirigido por Mariano Sánchez Soler y Francisco J. Ortiz, celebrará su XII edición del 24 al 27 de mayo, bajo el lema de Thriller Noir.

El evento arrancará el miércoles 24 de mayo con una interesante e instructiva conferencia sobre ¿Cómo se escribe un thriller? Mátalos y vuelve, por Mariano Sánchez Soler, seguida por una imaginativa conversación entre Arthur Gun (El club de los mejores) y Claudio Cerdán (La última palabra de Juan Elías, entre otras novelas). Se da la circunstancia de que los dos autores son… la misma persona, con lo que… esperamos no volvernos locos.

El jueves 25, a las 19 h., nos espera una panorámica sobre La novela de crímenes en América Latina: entre la anarquía y la democracia a cargo del escritor y profesor de la Universidad de Antioquia-Colombia, Gustavo Forero, también director de Medellín Negro. No os perdáis el encuentro con José Payá Beltrán, que nos hablará de su novela, Morirás muchas veces, el mismo día 25, y con Bernardo Carrión, director de comunicación de VLCNegra, autor de Sinpiedad.org, el viernes 26 de mayo.

El cine recomendado por los autores invitados, en formato de thriller, no podía faltar en esta nueva edición de Mayo Negro. Así, Bernardo Carrión nos recomienda Rastro oculto (Untraceable, 2008), un film que se adentra en los delitos cibernéticos más espeluznantes. Para José Payá Beltran, su thriller favorito es Los timadores (The grifters, 1990), dirigida por Stephen Frears y protagonizada por Anjelica Huston y John Cusack. Claudio Cerdán se inclina por Secuestro infernal (The way of the gun, 2000), que cuenta la historia de unos profesionales del crimen que esperan cobrar un rescate rápido y sin violencia cuando secuestran a una joven madre de alquiler. Sin embargo, nada saldrá como estaba previsto.

¡No os lo perdáis!

Deja un comentario