Con Graziella Moreno y Carme Ripoll en la presentación de Invisibles, en la Casa Golferichs de Barcelona. ¡Un placer!

“¿Por qué hacemos lo que hacemos? Nada pasa porque sí, siempre hay motivos y lo que ha pasado en la infancia es determinante”, opinó la juez y escritora Graziella Moreno en la presentación de Invisibles, una novela negra muy personal presentada en la Casa Golferichs el martes, 19 de febrero.

“Se trata de una novela muy coherente, con unos personajes muy trabajados, que te da miedo porque piensas que lo que cuenta le puede pasar a cualquiera”, apreció Carme Ripoll, escritora y una de las fundadoras del Obrador d’Històries. La trama de Invisibles gira en torno a personas que desaparecen y que, por motivos diversos, nadie busca. “Hasta 2010 no contábamos con estadísticas y, a finales de 2017, figuraban en el sistema de Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin identificar un total de 6.053 personas en nuestro país. Cada día desaparecen 38 personas, aunque la mayoría de casos se resuelven”, explicó la autora.

Carme Ripoll y Graziella Moreno.

Datos reales escalofriantes a los que habría que sumar las desapariciones no denunciadas porque la víctima no cuenta con nadie que se preocupe por ella. Y esta es la historia que nos cuenta Invisibles con varias mujeres que desaparecen en Barcelona sin dejar rastro y sin que a nadie, aparentemente, le preocupe qué ha sido de ellas. “Podrían ser hombres, e incluso niños, pues el sexo no tiene nada que ver”, pero lo cierto es que son invisibles y también lo son los tres protagonistas que los buscan (Sara, Simón y Pablo), pues no están autorizados a investigar.

La infancia, una etapa fundamental, que influye decisivamente en la vida futura de cada individuo es otro de los temas destacados en Invisibles y los diferentes personajes arrastran el peso de antiguas heridas emocionales. Miguel Montero, de 37 años, fue víctima de una desgracia terrible cuando todavía era un niño y malvive a la sombra de Ricardo, su hermano mayor. El señor Roca es un jubilado obsesionado con evitar el castigo de las Erinias, personificaciones femeninas de la venganza en la mitología griega, con las que lo amenazaba su autoritaria madre. Sara es una policía expedientada que vive con su hermano Simón, sin poder superar su traumática infancia. Pablo, ex drogadicto, amigo de Simón, se siente incapaz de tomar las riendas de su vida. Los tres iniciarán una búsqueda de las mujeres desaparecidas por diferentes barrios de Barcelona como una forma de redención. “Todos podemos cambiar, esa es la esperanza en Invisibles”, expresó Graziella Moreno.

Nacida en Barcelona, Graziella Moreno Graupera estudió Derecho en la Universidad de Barcelona (UB) y desde 1991 trabaja en la Administración de Justicia. En 2002, ingresó en la carrera judicial, y sus primeros destinos fueron los juzgados de instrucción de Amposta, Gavá y Martorell. Actualmente, es jueza en un juzgado penal de Barcelona. Juegos de Maldad, su ópera prima, publicada en 2015, está ambientada en los juzgados y desmonta los estereotipos sobre jueces y policías. Le siguió El bosque de los inocentes (2016) que aborda temas sobrenaturales y los delitos contra los más indefensos, los niños. En Flor seca (2017), su tercera novela, retoma la historia de los personajes de Juegos de maldad y se adentra en la corrupción del día a día, difícil de detectar. Para la app Black & Noir, exclusivamente para móvil, ha escrito la novela por entregas Querida Elsa, una historia de venganzas, crímenes y traiciones, con las mafias rusa y ucraniana que operan en la Costa Brava como telón de fondo. Invisibles, su última novela, denuncia un tema de turbadora actualidad.

Invisibles, una novela basada en hechos reales que no podrás parar de leer. ¡No te la pierdas!

Deja un comentario