Miguel Pajares, Arantza Diez y Arcadi Oliveres en la presentación de Crímenes de hambre.

Y más justo, un mundo en el que se combate la especulación y el hambre que provoca más de 25.000 muertos diarios, y que defiende el post-crecimiento como alternativa al crecimiento económico infinito. De todo eso y mucho más nos habla Crímenes de hambre, de Miquel Pajares, editada por Alrevés y presentada en La Casa del Llibre de Barcelona, el martes 25 de septiembre.

Acompañado por Arcadi Oliveres, economista y presidente de la Associació Justícia i Pau de Barcelona,y de Arantza Diez, periodista y autora del imprescindible y dramático documento Lesbos a cor obert, Miquel Pajares destacó que escribe ficción para denunciar situaciones injustas, a la vez que para entretener. Crímenes de hambre es su cuarta novela negra y en ella alerta contra “un consenso generalizado desarrollado por el neoliberalismo. Este consenso defiende que tiene que haber crecimiento económico si queremos progresar, lo que revierte en bajar los impuestos a las empresas y, como consecuencia, disminuir el gasto social. Sin embargo, el crecimiento económico no puede ser infinito, porque los recursos de la tierra son finitos”. ¡Así de fácil!

Es a partir de esta denuncia que se estructura la trama de Crímenes de hambre. La muerte de una activista norteamericana en Barcelona llevará al policía Samuel Montcada a recorrer medio mundo con el fin de desenmascarar un crimen global que va más allá del asesinato. El caos actual, con países arruinados y millones de refugiados y desplazados que huyen de las guerras y de la miseria, tiene su origen en las instituciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional creados al finalizar la Segunda Guerra Mundial para favorecer los intereses de Estados Unidos, como ya denunció el prestigioso economista John Maynard Keynes en 1944.  “El mundo se ha convertido en un gran casino financiero y especular es hoy muy sencillo”, denunció Arcadi Oliveres, quien también explicó que, si se llegara a aplicar la Tasa Tobin, propuesta por el economista James Tobin para gravar los flujos de capitales, se podría erradicar el hambre en el mundo.

La Casa del Llibre, Passeig de Gràcia, 62, Barcelona, llena a rebosar durante la presentación de Crímenes de hambre.

“Tenemos que ir hacia la sociedad del post-crecimiento y aunque nadie va a salir optimista de la lectura de Crímenes de hambre, el pensamiento alternativo para cambiar las cosas avanza”, opinó el autor. Nacido en 1950, Miguel Pajares es Doctor en Antropología Social e investigador en el Grup de Recerca sobre Exclusió i Control Social de la Universidad de Barcelona y Presidente de la Comissió Catalana d’Ajuda al Refugiat. Debutó en la literatura en 2013 con Cautivas, una novela que denunciaba la trata de mujeres, a la que siguieron La luz del estallido (2015) y Aguas de venganza (2016). Es autor, además, de varios libros de ensayo y numerosos artículos centrados en temas como la inmigración, el asilo, los derechos humanos o la lucha contra el racismo. Crímenes de hambre es su cuarta novela negra.

De lectura imprescindible para los que consideran que la novela negra es también una novela de denuncia social. ¡No te la pierdas!

Deja un comentario