Nunca es tarde para morir

¿Existe el crimen perfecto? Para Pablo Palazuelo, autor de Nunca es tarde para morir, “el crimen perfecto es aquel que no es un crimen”, una afirmación críptica que, sin duda, quedará desvelada con la lectura de esta novela de intriga y misterio que mantendrá en vilo al lector de principio a fin durante sus más de 600 páginas.

La historia de Nunca es tarde para morir arranca en 1987. En las postrimerías de La Guerra Fría un fugitivo intenta escapar a través del hielo. Muchos años más tarde, en 2010, cinco amigos, antiguos agentes de los servicios secretos de sus respectivos países, se reúnen para disfrutar de una partida de póker. Ya en el ocaso de sus vidas, poco imaginan que un encuentro casual con una enigmática y hermosa muchacha de mala vida y peor fortuna les arrastrará hacia una espantosa pesadilla cuyo origen se remonta a muchos años atrás.

Nacido en Madrid en 1965, Pablo Palazuelo estudió Ciencias Empresariales y habla varios idiomas. Aficionado a la fotografía y a la literatura negropolicial, debuta en la escritura en 2015 con Nunca es tarde para morir, una trepidante historia de intriga y crímenes en la que el ritmo no decae ni un solo instante. Una primera novela escrita tras una ardua labor de investigación y documentación que transportará al lector hasta los lugares más dispares del planeta y lo atrapará hasta la última página.

¡Atrévete a descubrir porqué el crimen perfecto es aquel que no es un crimen!

Deja un comentario