Novela Negra novela policíaca Presentación libros

¡Golpe tras golpe, sin dejarte respirar!

Pere Cervantes y Víctor del Árbol en la presentación de Golpes, en Barcelona.

Golpes, la cuarta novela negra de Pere Cervantes galardonada con el Premio Letras del Mediterráneo 2018, está estructurada en 12 capítulos como un combate a 12 asaltos en el que “el lector recibe golpe tras golpe sin dejarle respirar”. Se trata de una novela “contundente y corta”, explicó Víctor del Árbol en la presentación barcelonesa de esta impactante historia que no dejará a nadie indiferente. Fue el jueves 24 de mayo en la librería La Central, ubicada en la calle Mallorca de Barcelona, en una sala llena a rebosar.

Pere Cervantes

Acompañado por Víctor del Árbol, escritor galardonado con numerosos premios y que fue Mosso d’Esquadra desde 1992 hasta 2012, Pere Cervantes nos habló de la gestación de Golpes, “una novela que está basada en un hecho real y protagonizada por un personaje real que acudió a mí para contarme su historia”. Alfa, el protagonista, es un policía bajo sospecha, que pasa 444 noches en una prisión catalana antes de salir en libertad condicional, pero Alfa no está dispuesto a malvivir ni a volver a la cárcel. “Es la mejor novela de policías que he leído porque no es una novela policíaca, sino la historia de un hombre dedicado a su pasión y de cómo esa pasión lo acaba devorando”, opinó del Árbol.

Es cierto que Golpes se inspira en una historia real, una buena historia, “pero eso no sirve de nada si la historia no se sabe contar”, siguió Víctor del Árbol. La novela está estructurada en 12 capítulos y cada uno es 1 round (asalto) en los que veremos cómo Alfa, un personaje fascinante por su riqueza humana y sus contradicciones, pelea contra sí mismo. Es arrogante y altivo, un buen padre, pero un pésimo marido. Lo que ocurre es que “Alfa tiene miedo al compromiso con las mujeres porque el amor requiere entrega y lo convierte en vulnerable y esto no se lo puede permitir, aunque su hija es la única mujer por la que siente amor y acepta la vulnerabilidad”, explicó el autor.

Pere Cervantes nació en Barcelona en 1971. Es subinspector de la Policía Nacional y jefe del Grupo de Investigación Tecnológica (GIT) de Castellón, y fue observador de paz de la Unión Europea y la ONU en Bosnia y Kosovo, respectivamente. Debutó en la escritura en 2004 con Trescientos sesenta y seis lunes, una historia sobre la maldad humana y los entresijos de las conocidas misiones de paz de la ONU. Le siguieron La soledad de las ballenas (2011), escrito a modo de fábula sobre cómo cambiar la visión de la vida; Tranki [email protected] (2012), un manual ameno y sencillo para alertar a los padres sobre los riesgos de Internet; Rompeolas (2013), con la búsqueda de la identidad como elemento imprescindible, e Internet Negro (2015), escrito a cuatro manos con Oliver Tauste, para dar a conocer y protegerse del lado oscuro de la red. No nos dejan ser niños (2014) es su primera novela negropolicial, seguida por La mirada de Chapman (2016). En ambas la acción transcurre en Menorca, donde el escritor y policía estuvo a punto de instalarse en 2005. Con Tres minutos de color (2017), su tercera novela negra, nos acercamos a las ECM (experiencias cercanas a la muerte) y Golpes (2018) nos trae “reflexiones profundas y muy arraigadas de lo que es la realidad de un policía”.

Firmando libros, con las también escritoras Antonia Huertas y Susana Hernández.

“Si Pere Cervantes hubiera competido en un combate literario con Golpes habría ganado por KO. El final de la novela es redondo y yo apostaría por Alfa como personaje serial. Quiero saber cómo sigue todo”, recomendó Víctor del Árbol.

De momento, queridos lectores, preparaos para encajar golpe tras golpe en esta nueva novela “contundente y corta” de Pere Cervantes. ¡No os arrepentiréis!

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.