género negro Novela Negra

¡Menorca, nuevo escenario criminal!

No nos dejan ser niños

La paradisiaca isla de Menorca, destino ideal para vacaciones familiares y escapadas románticas, se viste de negro en la novela No nos dejan ser niños, de Pere Cervantes. La historia nos presenta a un temible asesino en serie de ancianas, que ejecuta sus crímenes en la idílica isla mediterránea, con la música de la canción homónima de Raphael como telón de fondo.

María Médem, policía de la comisaría local, antigua integrante del grupo de Homicidios de Barcelona y madre primeriza, será la encargada de investigar los asesinatos, pero no será tarea fácil. María deberá compaginar la atención a su bebé con su labor de policía, mientras intenta sobrellevar las ausencias intermitentes de su marido por motivos laborales y la presencia inoportuna de un antiguo amante, a la vez que soporta a su odiosa suegra, una mujer que se convierte en una de las principales sospechosas de los crímenes. ¿Podrá María, con tanta carga sobre sus espaldas, descubrir al despiadado asesino… o asesina?

Nacido en Barcelona en 1971, Pere Cervantes es subinspector de la Policía Nacional de Castellón y fue observador de paz de la ONU en Kosovo, en 1999. Precisamente, se inició en la escritura con Trescientos sesenta y seis lunes, una historia sobre la maldad humana y los entresijos de las misiones de paz de esa organización internacional. Tras este primer libro, publicó La soledad de las ballenas (2011) y Tranki [email protected] (2012) un manual ameno y sencillo para alertar a los padres sobre los riesgos de Internet. En No nos dejan ser niños, su primera novela negra, el escritor y policía se adentra en el mundo del “femicrime”, cada vez más en alza en la novela negra, donde predominan investigadores, víctimas y asesinos del llamado sexo débil.

Y es que “hay mujeres que matan, aunque sean minoría. Y la que mata, mata diferente” apunta Cervantes. “Ellas envenenan o estrangulan, si su víctima es más débil, pero son muy raras las muertes a golpes, con cuchillos o con pistolas”. No nos dejan ser niños nos acerca a esas mujeres que matan, a la vez que profundiza en la psicología de los personajes y nos presenta problemas que afectan a la sociedad actual, como las tan cacareadas leyes sobre igualdad laboral y la siempre difícil compaginación de la vida familiar y profesional para la mujer de hoy.

¡Una magnífica novela negra que no te puedes perder!

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.