A. Martín 1

Durante la 2a Setmana de les Arts, desde el lunes 17 hasta el viernes 21 de noviembre, la Fundació Jordi Sierra i Fabra, de Barcelona, fue un hervidero con debates diarios sobre el estado cultural del país en los que participaron representantes de las diferentes artes. El miércoles 19 tocó el turno a la literatura con la presencia del prolífico escritor de novela negra Andreu Martín, ganador de numerosos premios literarios. Moderó el debate Lluís Llort, periodista y escritor, autor de Si quan et donen per mort un dia tornes y Herències col·laterals.

Con un estilo ameno y desenfadado, Andreu Martín nos habló de sus inicios literarios, cuando todavía era un niño. Escribía cuentos de terror y los encuadernaba, aunque nadie los tenía que leer. Pero que los leyeron amigos, conocidos y vecinos de su madre (su primer “agente literario”), que presumía de hijo escritor mientras difundía la lectura de los cuentos. Sucedió que Tonet Vila, un escritor de cómics, tras leer aquellos primeros relatos, sugirió al joven Martín que se “metiera” a guionista de cómics.

El futuro escritor vivió profesionalmente del cómic durante 10 años –de los 22 a los 32-, antes de dar el salto a la novela. De esta etapa recuerda que “tenías que procurar describir todo lo que querías que saliera en los dibujos, de lo contrario el dibujante no lo ponía”. En cuanto a los diálogos, único punto de lucimiento para el guionista, “han de ser cortos y progresivos. No puedes permitirte que una situación quede estancada y el guionista ha de saber exactamente cómo empezar la historia, cómo acabarla, y qué pasará en cada una de las viñetas”.

 

A. Martín 2

En 1979, Andreu Martín publicó su primera novela Aprende y calla / Muts i a la gàbia. En aquellos años, cuenta “lo difícil para un escritor era publicar el primer libro, pero, si lo conseguías, el editor hacia todo lo posible para darlo a conocer y los comerciales se encargaban de su venta”. Algo muy distinto de lo que sucede actualmente en el mundo editorial, donde “mandan los comerciales y, para ellos, solo existen dos tipos de libros: los que se venden solos y los que no se venden”.

¿Qué más se podría decir sobre el ayer y el hoy de la literatura? Quizás que “antes se vendían más libros que ahora (la crisis, la piratería en Internet, la competencia de series y películas, etc.), que hoy la industria busca “culpables” del porqué ganan menos de lo que pretendían ganar o que se está imponiendo una “nueva censura” en algunas editoriales”. Una censura del tipo “yo te publicaría si quitas este párrafo, y ese, y aquel otro también”.

Aunque no todo es negativo. La novela policíaca se ha convertido en un hecho cultural en todo el mundo. En Francia, Italia y los países anglosajones “se celebran muchos festivales y los escritores de novela negra son autores consagrados. En nuestro país, hasta hace muy poco, se la consideraba un subgénero cuando se trata del género literario más importante y costumbrista que explica el mundo en que vivimos”. La situación mejoró a raíz del fenómeno Henning Mankell en los años 90 y, sobre todo, a partir de 2005, con la publicación de la saga Millenium, de Stieg Larsson, los otros autores nórdicos y la novela negra mediterránea.

La oferta literaria de un país, opina Andreu Martín, “debe cubrir las necesidades de todos los lectores”. El laureado escritor también rechaza que la realidad supere a la ficción porque “es la ficción la que supera en mucho a la realidad. La novela es la investigación, pero también los personajes y la relación entre esos personajes que construye la ficción”.

¡Una tarde inolvidable con uno de nuestros mejores autores de novela negra, que esperamos repetir!

Deja un comentario