Charo González, Xavier Borrell y Agustí Argimon en la presentación de Cubelles Noir 2019.

En plena canícula veraniega el Festival de Novel·la Negra del Garraf Cubelles Noir prepara su cuarta edición que se celebrará en Cubelles, un tranquilo pueblo costero de la comarca del Garraf, del 22 al 25 de agosto. Como siempre, los aficionados al género disfrutaremos de diferentes actividades negrocriminales, a cuál más atractiva. Entre ellas, hoy destacamos los premios: al mejor personaje de novela negra, que en esta ocasión se otorgará al comisario Kostas Jaritos, creado por el escritor griego Petros Márkaris, y a las mejores novelas negras en catalán y en castellano escritas por una mujer en 2018.

Desde la primera edición de Cubelles Noir en 2016, la organización del festival consideró que “las mujeres escritoras no estaban suficientemente representadas en el resto de certámenes” y decidió contribuir a visibilizar excelentes novelas negras escritas por mujeres. En ello estamos, pues, y en este verano de 2019, las novelas seleccionadas y anunciadas el viernes 19 de julio en la librería Gigamesh, de Barcelona, son:

En castellano: El jardín de los sospechosos, de Marina Sanmartin; Incognitus, de Antonia Huertas; Muerte entre las estrellas, de Laura Balagué; En blanco y negro, de Prado G. Velázquez y Corazones negros, de Noelia Lorenzo Pino.

En catalán: Caliu sota les cendres, de Dora Muñoz; La bossa de seda, de Esther Vila; Paradís d’ombres, de Núria Gras; Aritmètica del crim, de Mireia Vancells y Memòria Mortal, de Montse Sanjuan.

En El jardín de los sospechosos, de Marina Sanmartín, el jardín de una escuela se convierte en el escenario inesperado de un crimen. Una niña es asesinada y tres desconocidos (Martín Guidú, que asiste a la jornada de padres de su sobrino Lucas, la profesora Natalia Holden y el inspector de policía Lorenzo Barriuso) se verán obligados a colaborar para resolver juntos el atroz asesinato.

Incognitus es la segunda novela de la matemática y escritora Antonia Huertas, protagonizada por Beppa Mardegan, la brillante agente de Europol especializada en ciberdelincuencia y crimen organizado que conocimos en Alterworld (2015). Beppa es un personaje femenino potente y complejo y en Incognitus se enfrentará a la amenaza del ciberyihadismo mientras intenta descubrir la verdad sobre la muerte de su madre, ocurrida en un atentado terrorista de las Brigadas Rojas en 1982.

Muerte entre las estrellas, de Laura Balagué, nos presenta a la oficial Carmen Arregui, encantada ante la perspectiva de una semana de vacaciones junto a su amiga Miren durante el Festival de Cine de San Sebastián. Pero nada saldrá según lo esperado y cuando un miembro del jurado es hallado muerto con signos de violencia, Carmen deberá aplazar sus vacaciones para investigar el caso. Aunque, eso sí, nuestra protagonista conocerá a muchos famosos y comprobará que el glamour de las estrellas no siempre brilla tanto como parece.

Rachel J. Bladovich es la detective privada protagonista de En blanco y negro (2018), de Prado G. Velázquez. La acción se desarrolla en la época dorada del cine negro, en Los Ángeles en 1950, y está narrada en primera persona por la protagonista. En una época en la que el detective privado bebedor, amargado y de vuelta de todo era el protagonista de la novela negra norteamericana, que este papel corresponda a una mujer inteligente que, además, es lesbiana, hacía saltar todas las alarmas en los Estados Unidos de los años 40 y 50.

Corazones negros, de Noelia Lorenzo Pino, nos cuenta la historia de Anna Karlatos, una mujer joven, valiente y guapa que lo único que ansía es recuperar la vida que le han robado. El calvario en el que se ha convertido su existencia solo le deja dos alternativas: huir o morir. Mientras, la agente Eider Chassereau y el suboficial Jon Ander Macua se verán envueltos en el caso más oscuro que han investigado hasta el momento, descubriendo hasta dónde puede llegar la bajeza del ser humano.

En Caliu sota les cendres, de Dora Muñoz, la muerte de un importante empresario hotelero de Palma de Mallorca, destapa las mil caras de un hombre que levantó un imperio desde cero y que nunca tuvo remordimientos por todas las bajezas cometidas en su camino hacia el éxito. Un pasado vinculado con la represión en los primeros años del franquismo, grabados a fuego en la memoria de los afectados, confluyen en un asesinato que tendría muchos sospechosos si no hubiera tomado la apariencia de una muerte natural.

La bossa de seda, de Esther Vila, nos presenta una nueva aventura de la fotógrafa Mercè Juanhuix y su amiga Elisa Dorca, con tres tramas temporales ubicadas en Navata, agosto de 1952, con un terrible accidente de carretera; Barcelona, octubre de 1970, con la muerte por intoxicación de tres miembros de la misma familia; y junio de 1972, cuando una joven mujer se presenta en el pueblo para aceptar la herencia de un familiar al que nunca llegó a conocer.  Nada es lo que parece ser.

Lectoras y autoras en la presentación de Cubelles Noir 2019.

Paradís d’ombres, de Núria Gras, sitúa la acción en Andorra, en los primeros días de noviembre, con las primeras nevadas del otoño andorrano. Un alcalde es asesinado de un disparo en su chalet de Sispony (La Massana). Pocos días después, dos nuevas víctimas aparecerán asesinadas sádicamente. El inspector Frank Moix deberá investigar los crímenes para detener al primer asesino en serie del, antaño muy seguro, Principado de Andorra, antes de que vuelva a matar.

Aritmètica del crim, de Mireia Vancells, es una novela especialmente recomendada para los amantes de las matemáticas, el mar y la novela policiaca. La trama gira en torno a una investigación policial de dos inspectores de los Mossos d’Esquadra que intentan descubrir al asesino de una ginecóloga. Un misterioso personaje los ayudará en la resolución del crimen mediante lo que se podría denominar «la lógica de los números», mientras una voz discordante explicará al lector con todo lujo de detalles la historia del famoso motín de la “Bounty” en 1789, adaptada varias veces para el cine.

Por último, Memòria mortal, de Montse Sanjuan, nos presenta el tercer caso de la sargento de los Mossos d’Esquadra, Anna Grimm.  Unos joyeros de renombre aparecen asesinados en la ciudad de Lleida, sin que, aparentemente, exista ningún móvil para el crimen. Por otro lado, Pau Caralt, uno de los agentes de Anna Grimm le pedirá ayuda para solucionar un grave problema. Dos casos al mismo tiempo que exigirán de la sargento la máxima dedicación y que engancharán a los lectores desde las primeras páginas.

El sábado 24 de agosto a las 18 h. nos espera un apasionante debate en Cubelles Noir que reunirá a todas las candidatas al premio, tanto en catalán como en castellano. Y a las 21.30 h entrega de premios y brindis por la literatura y los festivales negrocriminales.

Cubelles Noir 2019 ya está al caer con cine, premios, charlas, mesas redondas y debates sobre temas de candente actualidad, sin olvidar los estimulantes vermuts negros y la “gimcana o similar” en la que el Grup de teatre del Casal de Cubelles, presentados por Yoli García, intentará descubrir “quién ha robado el Premio Honorífico y porqué”. Nos encontramos con un delito anunciado. Veremos cómo se resuelve.

¡No nos lo perderemos!

Deja un comentario