Salvador Casas y Samba per a un difunt en la Casa Golferichs, de Barcelona.

“Todo empezó en una carpa musical en Torroella de Montgri”, reveló Salvador Casas en la charla organizada alrededor de su tercera novela, Samba per a un difunt, en la Casa Golferichs, de Barcelona, el viernes 8 de junio. Junto al autor y a Raquel Picolo, también escritora y conductora del Taller de escritura creativa, hablamos de esta adictiva novela, de su protagonista, el pianista exiliado de la Guerra Civil española, Germinal Vergara, de su periplo vital en Brasil, de la música popular brasileña, especialmente de Samba y Bossa Nova, de la importancia de la documentación en la creación literaria y de muchas cosas más.

“Bebiendo cachaça con limonada (una bebida brasileña) y escuchando Samba y Bossa Nova empecé a imaginar un pianista tocando aquellas canciones y me inventé la historia de Germinal Vergara”, explicó Casas, que siempre ha sentido atracción por Brasil, la ciudad de Brasilia y la música brasileña “aunque nunca he estado en el país y no tengo educación musical, pero en mis novelas siempre me inspira la música”, confesó el autor, que dedicó dos años y medio de trabajo e investigación a la gestación de Samba per a un difunt.

Foto de familia en la Casa Golferichs junto al autor, Salvador Casas, y la conductora del Taller de escritura creativa, Raquel Picolo.

“Quizás la mitad del tiempo estuvo dedicada a la búsqueda de documentación y en cuanto a cómo iban las cosas en Sao Paulo en los años sesenta, tuve un golpe de suerte. A través de una compañera de trabajo contacté con Rosa García, una señora de 85 años que había vivido en esa ciudad de 1955 a 1975 y me explicó qué hacían, qué pensaban, qué comían, qué bebían y cómo se divertían los paulistanos y cuáles eran los lugares de moda en aquel momento”, explicó Salvador Casas. Y, en cuanto a Brasilia, un personaje más de la novela junto a Sao Paulo, la búsqueda entrañó más dificultad, con la compra a través de Internet de un monográfico del día 21 de abril de 1960, dia de la “Inauguraçao” de Brasilia, que nunca llegó a su destino. “Al final, también a través de Internet, me documenté con el trabajo de una periodista que detallaba todos los actos que tuvieron lugar en la nueva capital ese día memorable”, confesó el autor.

Salvador Casas en la Casa Golferichs.

Salvador Casas nació en Santa Coloma de Farners (Girona) en 1953. Aficionado a la novela negra, sus autores de referencia son los clásicos del género: Patricia Highsmith, John Le Carré, Graham Greene, Raymond Chandler y Dashiell Hammett, aunque también se siente influenciado por la literatura del escritor portugués Fernando Pessoa. Desde 2001 ha cursado diferentes cursos de escritura y narrativa que le impulsaron a debutar como escritor en 2006 con la publicación de Temps difunt, novela ganadora del VII premi literari del Col·legi d’advocats de Mataró. En 2007, publicó L’impostor accidental, Samba per a un difunt vio la luz en 2017 y próximamente está prevista la publicación de una nueva novela, Un cadáver inquiet, en la colección Crims.cat de Editorial Alrevés. Pertenece al grupo literario Verum Fictio.

De momento, acompañemos al pianista Germinal Vergara y a los restantes personajes de Samba per a un difunt en su inquieto deambular por Sao Paulo y Brasilia. ¡No podréis parar de leer!

Deja un comentario