Festivales género negro Novela Negra

¡Parodia y denuncia en la novela negra!

De izquierda a derecha, Àlex Martin Escribà, Joan Carles Ventura y David Marín.

Un sueño hecho realidad, eso ha sido VLC Negra, que, contra viento, marea y pandemias, ha celebrado su octava edición en este aciago 2020, aplicando todas las medidas para garantizar la seguridad de los autores y asistentes “adictos” al género negro. Enhorabuena a los organizadores y a todos los que han hecho posible que disfrutemos de unos encuentros literarios muy estimulantes para recordar que la vida debe continuar a pesar del maldito COVID19.

Al mediodía del sábado 14 de noviembre, el FNAC San Agustín fue escenario de dos actos literarios que nos presentaron cuatro novelas negras muy diferentes entre sí. El primer encuentro, “Negre comarca”, reunió a Joan Carles Ventura, autor de Em diuen Fletxa, VI Premi Memorial Agustí Vehí – Vila de Tiana, y a David Marín (Appletown), periodista y autor de diversas novelas, entre las que destacamos Purgatori, premiada con el X Premi Crims de Tinta. Como presentador de lujo, Àlex Martín Escribà, estudioso del género negro, director de la colección Crims.cat, de editorial Alrevés y codirector del Congreso de Novela y Cine Negro de la Universidad de Salamanca.

Negre comarca” con Joan Carles Ventura y David Marín.

Tanto Em diuen Fletxa como Appletown rinden homenaje a la novela negra clásica norteamericana, en opinión de Àlex Martín. Ambas utilizan el personaje del detective privado, en lugar del policía, para resolver el caso (Vicent Fletes, alias Fletxa, en Em diuen Fletxa y Johnny Pelegrí en Appletown). Em diuen Fletxa roza lo paródico con un estrambótico detective privado, sin despacho ni tarjetas, que investiga –es un decir- la desaparición de una joven misteriosa. La novela sitúa la acción en Valencia, en los años de la “movida valenciana”, más conocida como la famosa Ruta del Bakalao, muy popular durante la década de 1980. “Fletxa es un antihéroe que pasa de todo y coquetea con las drogas, pero cae simpático. No obstante, el tipo tiene suerte y acaba resolviendo sus casos con la ayuda de El Tato, un policía secreta que nunca consigue ocultar que lo es, y de su tía Ampariues, un personaje que es la suma de dos de mis tías”, explicó el autor.

La trama de Appletown podría compararse a “un juego de espejos”. “Quise trasladar Lleida a New York, a un barrio, “Appletown”, similar a “Little Italy”, el barrio de los italianos en la ciudad considerada el centro del mundo. De hecho, hablo de Catalunya con un espejo distorsionado… cómo nos veríamos si viviéramos en New York”, reflexionó Marín. Y también añadió que el personaje es clave para contar la historia en Appletown. “Sin el detective Johnny Pelegrí, parodia del detective privado de la novela negra clásica norteamericana, no habría novela. Para mí, el personaje es más importante que la trama y es el hilo conductor de la historia”, reveló el autor.

Alcem la veu” con Núria Cadenes y Àlex Martín. Presenta: Bernardo Carrión.

Tras la parodia, la denuncia. “Alcem la veu” reunió a Núria Cadenes, que antes de terminar el festival se alzaría con el Premi a la Millor Novel·la con Guillem, y a Àlex Martín, en representación de la gran escritora Isabel-Clara Simó, Premi d’Honor de les Lletres Catalanes 2017, recientemente fallecida y autora de La sarbatana, su última novela, publicada en la colección Crims.cat. Moderó Bernardo Carrión. La literatura también es denuncia de lo que no nos gusta y es “una muy buena herramienta para explicar lo que sucede a nuestro alrededor”, opinó Àlex Martín.

¿Cuál sería el mensaje, la denuncia, en el caso de Guillem? Que lo que le ocurrió a Guillem Agulló, asesinado por miembros de la extrema derecha en abril de 1993, no puede volver a ocurrir. “Fue un asesinato político, aunque eso se negó en el juicio”, expresó Núria Cadenes. La autora ha escrito una novela-documental en la que los hechos ocurridos se han incrustado dentro de la historia. “Hablé con los padres de Guillem. Quería saber más, cómo era el muchacho de dieciocho años que los fascistas asesinaron con total impunidad. Hay fragmentos de la novela que son fragmentos de la entrevista que les hice”, reveló.

FNAC de San Agustín, Valencia.

La sarbatana, de Isabel-Clara Simó, “nos cuenta una historia parecida a El cartero siempre llama dos veces”, explicó Àlex Martín. “Como director de Crims.cat le propuse publicar una novela en nuestra colección. Pienso que Isabel-Clara Simó, al igual que Manuel de Pedrolo, fue una escritora avanzada su tiempo, que exploró en su literatura los límites del ser humano y el papel de la mujer”. En La sarbatana, la autora nos cuenta una historia que gira alrededor de la complejidad de la naturaleza humana y el amor posesivo, una historia en la que las cosas empiezan bien y se estropean sin saber por qué. “La literatura y el cine nos ayudan a profundizar, a hacernos preguntas sobre nosotros y el mundo que nos ha tocado vivir, porque no somos tan simples como sugieren los mensajes de las redes sociales”, añadió Núria Cadenes.

Parodia y denuncia, muy bien representadas en estas cuatro novelas negras. ¡No os las podéis perder!

 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.